Germán Gómez no fue ayudado cuando su bicicleta tuvo un desperfecto

0
235
Germán Gómez, ciclista colombiano llora de impotencia.

Este jueves en el Mundial de Ciclismo, realizado en Reino Unido, muy triste se mostró el ciclista colombiano Germán Gómez que hasta tuvo que competir con la bicicleta pinchada, pues no pudo ser acudido a tiempo en la prueba de fondo de la categoría Sub-23 del Mundial.

Faltaban 77 kilómetros a la meta, cuando Gómez padeció un deterioro mecánico y además no fue asistido a tiempo y en medio de la angustia empezó a llorar, pues de esta forma perdió la oportunidad de luchar por una medalla.

Al ver que nadie lo respaldó el colombiano cogió la bicicleta y empezó a correr.
De inmediato, llovieron críticas, pero Carlos Mario Jaramillo, técnico de la Selección, dio los motivos. “Germán venía en el grupo de punta, pero tuvo una avería. Estábamos de 21 en la lista de los carros. Compartimos el carro con cuatro equipos más. No hubo quién lo desvarara”, marcó.

Y agregó: “Los comisarios no dejan parar los carros sino uno cada minuto. No pasamos los grupos y eso se nos sale de las manos. Los carros mecánicos neutrales y las motos no estuvieron cerca. Ellos deberían haber estado cerca para auxiliarlo”, amplió.

“Compartir carros con varios equipos no es bueno, con cinco selecciones es imposible estar al lado de nuestros corredores. La UCI comete errores”, concluyó Jaramillo.

Fermín Gómez, mecánico español al servicio de la Selección Tricolor, igualmente describió lo acontecido. “Vamos en carrera. Hay muchos cortes. Hay caídas, Venimos a 5 minutos del corredor y no podemos llegar como un helicóptero. No hubo carros de asistencia neutral en ese momento”, precisó.

Y añadió: “Somos tres mecánicos y atendemos a tres selecciones diferentes en un mismo carro. No podemos estar detrás del ciclista cuando pincha. Es imposible llegar. Los carros asistentes no estaban”.

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios