Prohibido pensar

406

Cada vez me convenzo más de que la ignorancia es propagada por el propio estado que se muestra cada vez más generoso para otorgar más espacio y presupuesto, a la educación light, y a una farándula cuyo mensaje va directo al envilecimiento de la sociedad, especialmente de la juventud.
Por: Alvaro Navas P.
Lo anterior lo corrobora la Vicepresidenta Ramírez, que sin despeinarse estigmatizó a los estudiosos y pensadores, cuando dijo: “El conocimiento por el conocimiento, es solo vanidad.” Estas “magistrales” palabras pronunciadas por la Vicepresidenta Martha Lucía Ramírez en la inauguración de la Cumbre de la Misión de Sabios”, realizada la semana pasada en Cartagena, dejó atónito al auditorio porque no fue en una Asamblea de Undeco, ni en un congreso de mototaxistas, no señores, ni en un Taller construyendo país, fue en una Cumbre de Sabios, provocando el rechazo inmediato de varios ex rectores de la Universidad Nacional y otras prestigiosas universidades, obviamente no adhirió a la protesta, la Sergio Arboleda.
La bárbara expresión de la Vicepresidenta, desnuda lo proclive que es el gobierno de Duque iluminado por un Faro y una brújula llamada Uribe, a una educación cuyo objetivo principal es formar para su “economía naranja” hábiles mercachifles, buenos Rappitenderos, buenos vendedores de minutos, buenos cantantes de vallenato y reggaetón para que hagan grandes conciertos como el de Silvestre Dangond en el centro de Convenciones Puerta de Oro, anunciado con un mes de anticipación con un gigantesco pendón, mientras que la Feria del Libro Libraq clausurada ayer, solo mostró el suyo el mismo día de la inauguración, y ayer ocho días después del concierto de Dangond, aún permanece en la entrada principal al recinto un gigantesco letrero con el nombre del vallenatero.
La perpetuación de esa ignorancia de que hablaba el periodista mexicano Francisco Zarco hace 200 años, permanece en el programa de gobierno de la mayoría de países de América Latina, encabezados por Colombia, por eso los presupuestos y mega obras se los lleva el Sena, mientras las instalaciones de la Universidad Nacional se caen a pedazos, porque es más fácil someter a un mecánico, o a un enfermero, que a un sociólogo, o a un economista, o a un ambientalista, porque el gobierno necesita aves de corral con el pico enterrado comiendo maíz, que son los pobres preocupados en el día a día para conseguir un platico de arroz, lo que les impide ver y mucho menos analizar lo que sucede a más arriba, situación que se perpetúa pues cada tres o cuatro años, llega el mochilero con $50.000 para comprarle el voto para el mismo político que lo tiene sumido en la miseria, con lo que matará el hambre por un par de días, y después a esperar otros cuatro años, y mientras llega ese momento, a cuidar carros, o a suicidarse tomando plata prestada de los cobradiarios, mientras el político sigue inatajable llenándose de dinero.
Hace un par de semanas en un canal de TV, se reunieron los periodistas más influyentes, no dije los mejores, como Alejandro Santos de Semana, Néstor Morales de Blu Radio, Julio Sánchez de la W y el gerente de la encuestadora, para analizar los resultados para gobernaciones y alcaldías de todo el país, y cuando le tocó el turno a Barranquilla, se cruzaron entre ellos unas sonrisas burlonas diciendo, ¿bueno y para qué vamos a analizar esto si los candidatos de la casa Char tienen el 95% de intención de voto? Sentí como barranquillero una vergüenza muy grande, no puede el unanimismo ser una señal de buena salud para un pueblo, algo anda mal, pero quién se atreve a decirlo? Yo solo? Lo cierto es que los candidatos que compiten con los de la casa Char, están haciendo un papelón; declaremos fuera de concurso a Pumarejo y a Elsa, y hagamos una encuesta entre los sobrantes para ver quién gana la curulcita a la asamblea y al concejo. Undeco apóyame en esto, para que no haya ese día ley seca y así poder tomarnos las frías en La Troja o en Apolo 8.
[email protected]
@UtopiaCaribe

Comentarios