*Son 38 personas las que salieron de sus territorios ancestrales por temor.

Debido al asedio del que vienen siendo objeto las comunidades indígenas localizadas en límites entre los departamentos de Risaralda y Chocó, por parte de grupos armados y encapuchados, comenzó el éxodo hacia Pereira de familias indígenas que habitan esta zona del país.
Son hasta el momento doce familias, que en total suman 38 personas, de las cuales 12 son menores de edad, las que huyeron de sus territorios ancestrales hacia Pereira, buscando la protección del Estado.
El anuncio fue hecho por la Defensora del Pueblo en Risaralda, Elsa Gladys Cifuentes Aranzazu, quien indicó que ya fue activado el protocolo de atención para estas víctimas de desplazamientos forzado.
De acuerdo con las familias indígenas que abandonaron sus territorios, hay temor en la zona por las amenazas de estos grupos armados, cuyas acciones violentas ya se están materializando, como lo ocurrido hace una semana, cuando fue herido con arma de fuego un líder de la comunidad Las Brisas, Zona 6 del Resguardo Tahami del Alto Andagueda en Bagadó, Chocó, límites con el departamento de Risaralda.
En versión recogida por la Defensoría del Pueblo de Risaralda, estas familias indígenas argumentaron su decisión de dejar los territorios ancestrales en los que habitaban, ante el riesgo en el que se encuentran sus vidas por las amenazas de personas extrañas en su territorio.
Elsa Gladys Cifuentes, defensora del Pueblo en Risaralda, aseguró que el Ministerio Público activó la ruta de atención, comunicando a la Secretaría de Desarrollo Social de la Alcaldía de Pereira para la atención urgente.
“Estas 38 personas que provienen del Alto Andagueda de un resguardo Embera Chamí, se han desplazado a la ciudad de Pereira y por este municipio la ciudad receptora le corresponde a la administración municipal, en cabeza de la Secretaría de Desarrollo Social atender esta contingencia. A estas personas les recibimos sus declaraciones en las oficinas de la Defensoría del Pueblo”, explicó la representante del Ministerio Público en Risaralda.

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios