David Char explicó en la JEP cómo se compraba votos en el Atlántico

919

 

El exsenador David Char narró cómo se movía la política en la costa y como se compraban los votos, durante la audiencia de aporte a la verdad en la Jurisdicción Especial de Paz, JEP.

Empezó explicando que las casas políticas más importantes del Atlántico eran la familia Name, en cabeza de José Name; la familia Gerlein, en cabeza del senador Roberto Gerlein y del representante Jorge Gerlein, y la familia Char, en cabeza del senador Fuad Char, su tío.

“En la década de los 90 si alguien quería participar en política necesitaba tener el aval de alguna de estas tres familias que eran las que manejaban toda esa parte en los municipios más importantes del Atlántico. Había una concentración de poder”, dijo.

Aseguró, además, que él empezó a invertir en política en el año 97 porque esperaba que se lo retribuyeran contratando a sus empresas. “Uno hace una inversión inicial, pero uno espera que se le retribuya en contratación”, dijo.

Sobre su primera campaña a la Cámara de Representantes en el 2002, reveló que se gastó aproximadamente 200 millones de pesos, pero que hay cuentas que no se declaran en las campañas.

Lo que sí se hacía en la costa era comprar votos bajo tres modalidades, reveló. “Las tres modalidades que yo conozco son: a través de materiales de construcción que se cambiaban por el voto; la compra del voto en efectivo y el carrusel de la votación”, narró.

Sobre este punto el exsenador le narró a las magistradas de la JEP un hecho hasta ahora inédito: él también incurrió en esas modalidades para el año 2002.

“Sí estuve en lo de materiales, pero no compré mesas, me ofrecieron mesas, pero me gustaría ya profundizar sobre el tema en una audiencia reservada. Esto yo lo conocí en el año 2000”, dijo el exsenador.

¿Cómo eran las modalidades?

Las dos primeras las manejaba un líder por zonas. Primero convocaba a sus vecinos a reuniones y en el caso de materiales les preguntaba qué necesidades tenían de construcción: cemento, ladrillos, rejas, entre otros. Su voto entonces era pagado con esos materiales que le daba el político al líder para que repartiera.

Lo mismo pasaba con el efectivo. El líder le retenía la cédula al votante para asegurar que no le prometiera su voto a un político más. Le entregaba una parte antes del voto y otra después. El voto se pagaba aproximadamente a 40.000 pesos.

La modalidad más segura y que revela corrupción dentro de la Registraduría la llamaban en la costa el carrusel de votos.

“Era un voto seguro, pero más costoso, pero no había que hacer ningún trabajo con ningún líder porque aquí tenía metida la mano la Registraduría. Había gente dentro que ponía al servicio la venta de mesas. Entonces la mesa tenía 200 votos y se comprometían a decirle que le iban a poner 100 votos por mesa, pero cada mesa valía 5 millones de pesos. Había personas que conseguían 2.000 votos por mesa”, reveló el exsenador.

Así penetraron la política del Atlántico las AUC

Según el exsenador Char, Carlos Mario García, quien era el lobista de las AUC en el Atlántico, le contó en el 2005 cómo penetró ese grupo paramilitar la política del departamento. Inicialmente, empezaron con las alcaldías de Malambo, Soledad y un poco en la política de Barranquilla. El excongresista aseguró que apoyaron las candidaturas de Rosa Ibáñez y de Guillermo Hoenigsberg que a su vez tenían el apoyo de la casa Name. A través de esas alianzas habrían conseguido su fortín político: el hospital materno infantil.

“A través de ella fue que consiguieron que les adjudicaran el hospital que fue el fortín de las AUC en Soledad. Tengo entendido que estaban empleados familiares de ellos en ese hospital, ellos también alcanzaron a la alcaldía de Malambo y Soledad, dos municipios que están totalmente pegados entonces como ellos penetraron en esas zonas pudieron moverse entre Soledad y Barranquilla y en Malambo, ellos apoyaron al alcalde 2004-2007”, dijo el exsenador.

Finalmente, aseguró que a través de esas alcaldías fue que ellos alcanzaron a “cooptar la contratación y los puestos allí, es claro que todo lo consiguieron bajo la violencia y la amenaza”.

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios