Un estudiante de la Universidad Reformada que funciona en el Colegio Americano de Barranquilla, denunció que el pasado 2 de septiembre fue víctima de un ataque por parte de desconocidos, que ingresaron al parqueadero público de la institución y le causaron daños a su moto.

Explica Skiddam Cervera, de séptimo semestre de Administración Marítima y Portuaria, que llegó como de costumbre a la universidad a realizar un parcial a eso de las 7:20 p.m. y tipo 9:00 cuando salió no se percató que su moto, una RTX, marca AKT había sido atacada, al parecer con una navaja le dañaron el cojín y le extrajeron todo el aceite.

Sin percatarse, el joven estudiante de 22 años tomó su moto con rumbo a su casa pero en el trayecto se le apagó, y es cuando se da cuenta que el vehículo presentaba los daños descritos.

Ante esta situación solicitó a la universidad la revisión de las cámaras de seguridad y a los vigilantes una explicación sobre lo sucedido, pero según denuncia el universitario, las cámaras no sirven y la universidad ante un derecho de petición que el joven les pasó, solo se limitó a responder que la institución no presta servicio de parqueo y por tanto no se hace responsable de daños, hurtos o averías causados a los vehículos.

‘Yo realmente no sé porqué sucedió esto. Yo no tengo problemas con nadie, llegué a realizar mi parcial y cuando salí encontré la moto dañada’, manifestó el estudiante Cervera.

Agrega el universitario que pese a que no tiene enemigo teme por su vida, ya que no sabe quién está detrás del daño causado; además aduce que la universidad no le está ofreciendo garantías y pareciera que no le interesara su integridad física.

Considera el estudiante que la institución debería responderle por los daños causados a su moto y preocuparse por saber quién está detrás de este ataque porque afecta a un miembro de su comunidad.

El estudiante finalizó diciendo que: ‘La universidad solo se lavó las manos’.

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios