Mujeres vallecaucanas eran engañadas para trabajar en Filipina y terminaban prostituyéndose

372

Alias La Negra y Aleyda se ganaban las vida embaucando mujeres en el Valle del Cauca. Se aprovechaban de su falta de experiencia e ingenuidad para engañarlas. A sus víctimas, de escasos recursos, les ofrecían empleos en Filipinas.

Las delincuentes prometían puestos de trabajo en restaurantes, a cambio de salarios cercanos a los mil dólares (unos tres millones de pesos dependiendo del cambio del día). Una vez captaban a la víctima, le prestaban dinero para vestuario, se encargaban de tramitarle el pasaporte y de comprar el boletos para el viaje.
En Filipinas eran recibidas por alias María en la ciudad de Manila, quien se encargaba de aterrizar a las ingenuas en su realidad. La mujer les notificaba sobre la adquisición de una deuda por concepto de pasajes y traslado que excedía el monto real del gasto. Allí comenzaba la pesadilla de explotación laboral y sexual.

Alias María ejercía el control sobre sus víctimas. Las obligaban a someterse a todo tipo de vejámenes para completar el dinero de la deuda; ejercía presión mediante amenazas directas a ellas o a sus familias en Colombia, que por miedo no denunciaban.Capturas en Colombia
La Policía Nacional a través de la Dirección de Investigación Criminal e INTERPOL (DIJIN), en coordinación con la Fiscalía General de la Nación, capturó en los municipios de Buga y Palmira del departamento de Valle del Cauca, a alias La Negra y Aleyda.
Las criminales deberán responder por los delitos de trata de personas y concierto para delinquir agravado. Por ahora, tienen medida de aseguramiento en los centros carcelarios de reclusión para mujeres en el municipio Tuluá – Valle del Cauca y la ciudad de Popayán – Cauca. Tomado del portal Kienyke.com

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios