Por las recientes lluvias registradas en el Departamento del Atlántico, más de 100 familias se encuentran damnificadas en Malambo, Repelón y Baranoa. Estas personas están recibiendo ayuda de funcionarios de la Gobernación quienes les están brindando apoyo.

El balance señala que hubo casas  que perdieron sus cubiertas, otras que resultaron con paredes averiadas en Malambo, así como en el corregimiento de Villa Rosa, en donde además resultó afectado el polideportivo y un colegio.

También el fenómeno natural causó estragos en el corregimiento de Pital de Megua, en Baranoa, se registraron árboles caídos y algunas viviendas registraron daños en las cubiertas, señaló Edinson Palma.

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios