Venezolanos en Barranquilla

0
559

Con mucha frecuencia recibimos en nuestra sala de redacción llamadas telefónicas de numerosos lectores que nos expresan su preocupación por el alto número de venezolanos que se han tomado todas las calles del perímetro urbano de Barranquilla.

Se trata de una situación que tanto para nativos como para visitantes es generadora de imágenes dolorosas protagonizadas por hombres, mujeres y niños, que con cartones escritos, socializan su condición de venezolanos.

En realidad para la administraciones tanto distrital como departamental ha sido un problema forzoso que ha demandado una atención adicional a la ya bien compleja situación de nuestra ciudad y nuestro departamento.

La misma naturaleza del fenómeno lo hace difícil de resolver, porque desde tiempo atrás había existido el fenómeno de desplazados por los grupos armados ilegales,-que en Barranquilla y el Atlántico los hay en condiciones de extrema pobreza-, generadas por el conflicto interno y ahora por los llegados del hermano país de Venezuela.

Este problema tanto en Barranquilla como en el Atlántico sigue siendo grave y ha exigido una mayor atención – adicional – de la Alcaldía Distrital y la Gobernación para solucionarlo, como tantas veces lo hemos repetido; en realidad se trata de una crisis de alcance humanitario, frente al cual si bien es cierto se han dispuesto de algunos recursos, estos no han sido suficientes para hacerle frente.

Esta grave situación ha traído como consecuencia que la mayoría de los hospitales de la red pública departamental en estos momentos atraviesan una situación deficitaria, como consecuencia de la necesidad de invertir recursos en atención a la población procedente de Venezuela, asunto del cual tiene conocimiento Ministerio de Salud a través de comunicaciones de advertencia que le han sido formuladas desde hace varias semanas por la Secretaria de Salud del Atlántico, entidad que explicó a través de su titular que la red hospitalaria – comenzando por el Hospital Niño Jesús-, está a punto de colapsar,sin embargo continua brindando la requerida atención a esta población del vecino país que continua incrementándose cada día.

Se calcula que solo el departamento del Atlántico ha gastado más de 21 mil millones de pesos en atenciones en salud a ciudadanos venezolanos;hay que advertir que esa millonaria suma invertida en atención medica a esa población solo ha recibido del Gobierno Nacional 7 mil millones.

Un reciente sondeo de LA LIBERTAD, recoge aspectos cruciales de las condiciones en que vive la población de desplazados en los diferentes sectores de la ciudad, en los cuales se encuentran como si fueran refugiados abandonados a su suerte.

Es necesario que organismos internacionales con el apoyo de entidades del Estado colombiano, desarrollen cuanto antes un tratamiento más efectivo a los desplazados y refugiados venezolanos que se vinieron para nuestro país, para que no sigan sumidos en la postración en que se encuentran, tanto los que llegaron a Barranquilla y el Atlántico como los que se trasladaron para otras zonas de la Región Caribe.

Pero paralelamente a lo anterior, se suma el desplazamiento hacia Barranquilla y el Atlántico por motivos de orden social, como también la desbandada de vividores que a la sombra de los verdaderos desplazados recorren las calles de la ciudad en busca de hacerse a los apoyos gubernamentales tanto en el distrito como de la gobernación

No cabe duda que este problema sigue siendo un tema sensible para las autoridades y para la propia comunidad barranquillera y atlanticense, el último dato estadístico conocido ayer, da cuenta que aumentó en los últimos seis meses el número de venezolanos que han llegado al departamento del Atlántico, un aspecto que se constituye en motivo de preocupación por parte de las autoridades.

Es cierto, pero sólo en forma relativa, que esta problemática que ahora se agrega a la existente desde tiempo atrás, ha sido tratada con cierta indiferencia por gran parte de nuestra sociedad, aunque muchas organizaciones asistenciales públicas y privadas, han actuado en forma solidaria y los gobiernos en ningún momento se han desentendido del drama totalmente.

Comentarios