Irán confisca una embarcación en el golfo Pérsico por presunto contrabando de combustible diésel a los EAU

0
172

Los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán (CGRI) han confiscado una embarcación en el golfo Pérsico por presuntamente contrabandear 250.000 litros de combustible diésel a los Emiratos Árabes Unidos, informa la agencia ISNA.

El buque “fue detenido cerca de la isla iraní de Tumb Mayor en el golfo Pérsico”, y su tripulación “ha sido entregada a las autoridades legales en la provincia sureña de Hormozgán”, precisa la agencia, que no ofrece detalles sobre las nacionalidades de los tripulantes.

Irán promete liberar “en unos días” el petrolero británico Stena Impero
Por otro lado, el Ministerio de Relaciones Exteriores iraní ha anunciado esta misma jornada que su país podría liberar en breve el petrolero británico Stena Impero, incautado en el estrecho de Ormuz el pasado 19 de julio.

“La audiencia en la corte sobre esto está casi terminada, hay varios pequeños trámites que se resolverán en los próximos días y el barco será liberado”, ha indicado el portavoz de la Cancillería, Abbas Mousavi.

Ataques contra refinerías sauditas
La detención se produce en medio de una nueva escalada de tensión en la región tras los ataques con drones lanzados el pasado sábado contra dos refinerías en el este de Arabia Saudita, y las posteriores acusaciones de EE.UU., que señalan a Irán como responsable, algo que la República Islámica desmiente.

Los ataques fueron perpetrados por medio de una decena de drones lanzados contra las instalaciones de Saudi Aramco en las ciudades de Abqaiq y Khurais.
Según trascendió, la ofensiva redujo el suministro diario de petróleo crudo de la compañía en alrededor de 5,7 millones de barriles —el 5 % del suministro global—, lo que supone alrededor del 50 % de su producción.
El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, acusó a Irán de haber lanzado “un ataque sin precedentes contra el suministro de energía del mundo”, y añadió que “no hay evidencia” de que los ataques provinieran de Yemen, pese a que las fuerzas rebeldes hutíes de ese país ya habían reivindicado los bombardeos. Por su parte, el presidente de EE.UU., Donald Trump, aseguró que su país está “preparado para actuar” tras los ataques, aunque se mantiene a la espera de conocer las conclusiones de Riad sobre la autoría de los mismos.

El Ministerio de Relaciones Exteriores iraní calificó las acusaciones en su contra de “incomprensibles y sin sentido”.

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios