¿Porqué le temen y se amenaza al Magisterio?

0
767

Por Santiago Mazo Loaiza
“El magisterio es considerado por el establecimiento neoliberal como un peligro latente y constante porque: 1. Todo maestro tiene auditorio permanente: niños, adolescentes y jóvenes, más sus padres, hermanos, amigos y vecinos; 2. El magisterio tiene más credibilidad que la iglesia católica, que los cuerpos colegiados, que las Fuerzas Armadas, que la clase política; 3. El magisterio tiene presencia cotidiana en todo el territorio nacional, inclusive los lugares a donde no llegan ni los curas, ni los médicos, ni ejército ni policía, ni la clase política; 4. El magisterio tiene una organización férrea, estructurada, altamente política y con relaciones internacionales; 5. El magisterio juega con todas las cartas: ciencia, ética, estética; arte, historia, deporte y cultura; 6. El magisterio tiene altísimo poder de convocatoria y maneja con propiedad todas las manifestaciones sociales, expresiones políticas y anhelos del pueblo, tanto en el ámbito personal del maestro (con pocas excepciones) como a nivel nacional e internacional; 7. El magisterio, por la esencia misma de su accionar, es el gremio más solidario con su saber como con las causas sociales, mientras que todas las restantes disciplinas y profesiones son altamente competitivas; 8. El Magisterio, por naturaleza, es poseedor de la pedagogía para llegar a sus públicos, cualquiera sea el asunto que trate, elemento del cual carecen casi todas las artes y disciplinas. 9. El magisterio es creativo, disciplinado (con ligeras excepciones) mientras que en los otros campos de la actividad humana se practica la repetición (salvo en la investigación científica); 10. El magisterio trabaja en equipo, permanente diálogo de saberes, intercambio de saberes y aportes solidarios sin cobrar consulta, sin citas previas y sin exigencias de pertenencia a uno u otro partido, orientación sexual o ideológica, raza, religión, nacionalidad, etc. (También con muy escasas excepciones).

Todo lo anterior hace que los Estados y Gobiernos neoliberales excluyentes, violentos y corruptos, miren de reojo, al sesgo, con desconfianza al magisterio; con miedo; con prevención. Y agradece en silencio que los dirigentes del magisterio sean amenazados, desplazados, asesinados.”
¿Cómo aspirar a que un gobierno de ultraderecha defienda a quienes considera sus enemigos?

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios