Los niños no pueden ser objeto del abuso, sus derechos son suprafundamentales: ICBF

0
502

*En el departamento, durante el primer semestre del año, el Icbf abrió 586 Procesos de Restablecimiento de Derechos por violencia hacia Niñas, Niños y Adolescentes. De estos, 420 corresponden a violencia sexual y 166 a maltrato físico, psicológico o por negligencia.

Niños violentados sexualmente por sus padres, parientes o personas ajenas es uno de los flagelos más grande y aberrantes que se vive en Barranquilla y su Departamento, donde cada vez la cifras son más alarmantes.
En el departamento del Atlántico, durante el primer semestre del año, el ICBF abrió 586 Procesos de Restablecimiento de Derechos por violencia hacia Niñas, Niños y Adolescentes. De estos, 420 corresponden a violencia sexual y 166 a maltrato físico, psicológico o por negligencia.

El director del Icbf Atlántico Benjamin Collante, confirmó, es “una situación bastante preocupante porque cuando se presenta un caso de abuso, normalmente hay una persona que es un familiar, un vecino o es una persona allegada.  No encontramos, en la mayoría de casos, personas ajenas o extrañas, sino que han sido mayormente personas integrantes del núcleo familiar, por eso cuando eso sucede inmediatamente el Icbf dicta una medida de protección y sacamos a los menores de los entornos familiares”.
Bejamín Collante precisó que las cifras de delitos sexuales contra menores de edad en el Atlántico, hasta julio 30, no ha tenido “mucha variación” con respecto al mismo periodo de 2018. “El comportamiento de este tipo de abusadores no se encuentra conforme a lo que significa el trato hacia los niños, niñas y adolescentes; además de una verdadera reivindicación de sus derechos”. “Van 345 casos en el departamento, combinados entre abuso sexual y acceso carnal violento, que son dos situaciones diferentes. De todas maneras cualquiera de las cifras para uno y otro caso es aberrante y preocupante, ya para nosotros significa que una niña, un niño o un adolescente ha sido abusado sexualmente”, dijo

El funcionario del Bienestar Familiar regional señaló, hay que retomar el concepto de familia para estas situaciones, los padres deben analizar el comportamiento de su niño para poder identificar cuando es abusado o agredido. “Los niños no pueden ser objeto del abuso, los derechos de los niños son suprafundamentales”, afirmó. En pro para el bienestar de los niños del Atlántico, se ha venido conversando con la Facultad de Nutrición, medicina de la Uniatlántico , Universidad Libre para determinar planes que ayuden apoyar las falacias que pueden haber en el cuidado de la niñez.
Es importante destacar que, con base a esto, a nivel departamental el Icbf tiene dentro de su protección 108 mil niños que corresponde a más del 50% de la población infantil.
En cuanto a los abusadores de menores, se viene trabajando en la lista estas estas personas para ser identificados y nunca más puedan vincularse con otro niño, es por eso que se le hace un llamado a las entidades que prestan o laboran con menores para realizar una exhaustiva investigación y no encontrar a ese abusador infiltrado allí.
“Si bien es cierto, 2 mil 57 personas es el número de abusadores a nivel nacional y por eso hay que cuidar mucho a los niños desde el hogar”, agregó, “queremos más política publica, más funcionarios consientes, defensores y comisarios de familia para que articulen un buen trabajo en defensa del menor”, concluyó el director del Icbf, Atlántico.

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios