La comunidad denuncia como un enorme árbol de ceiba ubicado en la calle 69 con carrera 46, diagonal a la estación de Transmetro, se le está ocasionando una muerte lenta pero segura.

El hecho es que esta enorme ceiba cuya sombra es aprovechada por cientos de personas en épocas en que el árbol ofrece cobijo por su frondosidad, sufre hoy en día el desdén de algunos desalmados que atentan contra la flora sin mirar las consecuencias de sus actos.

Como la evidencia la gráfica, su tallo y raíces fueron cubiertos totalmente con cemento, de forma que el agradecido árbol muera por falta de hidratación.

Esta denuncia, se constituye en un llamado a las autoridades medio ambientales para que tomen cartas en el asunto y no solo puedan despejar el cemento de sus raíces sino sancionar ejemplarmente a quienes atentan contra la naturaleza.

Es inadmisible que tratemos tan mal a una especie como la ceiba o cualquier otra especie de árbol, cuyo pecado es brindarnos sombra y oxígeno y que nos protege de una canícula de casi 40 grados.

Es un total absurdo que contribuyamos a la desertificación aun más del planeta en un momento en el cual el calentamiento global dejó de ser una entelequia para convertirse en una realidad.

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios