La tormenta tropical ‘Dorian’ pasó este martes por encima de la isla de Santa Lucía y entró en el Caribe con unos vientos de 85 kilómetros por hora, que mantendrá mientras se dirige hacia Puerto Rico y República Dominicana, informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos.
De acuerdo con el Ideam, existe una alta probabilidad de que los efectos secundarios del fenómeno meteorológico se sientan en la Costa Atlántica colombiana entre ayer y el próximo jueves, con incremento de la nubosidad y las precipitaciones en los departamentos de La Guajira, Magdalena, Atlántico, Bolívar, Sucre y Córdoba. Los efectos para el archipiélago de San Andrés serían más leves y tardíos.
‘Dorian’ se desplaza a cerca de 20 kilómetros por hora, movimiento que se prevé mantenga hasta la próxima noche, seguido de un giro hacia el noroeste el miércoles.
Los expertos del NHC, con sede en Miami, estiman que la probable trayectoria del centro de Dorian se moverá a través del Caribe oriental y nororiental durante los próximos días.
Esto le situará cerca o al sur de Puerto Rico hoy miércoles, en las proximidades o sobre el este de República Dominicana en la noche de esa jornada y sobre el norte de La Española el jueves, tras pasar por el Canal de la Mona, que separa a ambas islas.
Los vientos máximos sostenidos se sienten hasta 75 kilómetros desde el centro de este fenómeno meteorológico, indica el NHC.
El pronóstico anticipa fuertes lluvias hasta el jueves en Barbados, las Islas de Barlovento y Sotavento, y especialmente en Puerto Rico y República Dominicana, donde podrían acumularse hasta seis pulgadas (15 centímetros) de agua.
Esta lluvia podría causar riadas “potencialmente mortales” en estas zonas, alertan desde el NHC.
Las fuertes precipitaciones estarán acompañadas de condiciones de tormenta tropical e incluso de ráfagas huracanadas, superiores a los 120 kilómetros por hora, especialmente en República Dominicana.
A todo ello hay que sumar, señalan los meteorólogos, fuertes olas como las que ya afectan a parte de las Antillas Menores, aunque se espera que el oleaje se incremente peligrosamente a lo largo del sur en costas de Puerto Rico y La Española.
En lo que va de temporada de huracanes, que comenzó en junio pasado, se han registrado otras tres tormentas tropicales, Chantal, Andrea y Barry, que se convirtió en huracán en julio poco antes de tocar tierra en Luisiana (EE. UU.), donde dejó cuantiosas pérdidas materiales, pero ninguna víctima mortal directa.
#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: