De la Redacción Regional. A Jackson Cano Surmay, quien fue capataz de la finca Filadelfia de la familia Ustariz, la Fiscalía 16 seccional le realizó formulación de escrito de acusación por el asesinato del exempleado de esa misma hacienda César Armando Mejía Crespo, en hechos registrados el primero de octubre del 2018 en la vereda de Camperucho del corregimiento de Caracolí, jurisdicción de Valledupar.
En la vista pública desarrollada ayer ante el Juzgado Segundo Penal del Circuito con Funciones de Conocimiento, la Fiscalía indicó que tenía suficientes pruebas para demostrar que Cano fue quien aparentemente mató a Mejía para no pagarle una liquidación y que no lo acusara de los hurtos de ganado, leche, queso, entre otros ilícitos, que venía cometiendo en la finca.
Según la investigación, ese día Mejía Crespo le dijo a su compañera sentimental Martha Flórez que iba a donde Jackson Cano para cobrarle la liquidación que tenía pendiente por los meses trabajado pero no regresó más.
“Siendo las 07:00 a.m. llegó a una finca cercana donde un amigo llamado Ramón que le dio un tinto y compartieron un rato, a eso de las 8:00 a.m. César Mejía recibe una llamada a su teléfono celular y se marcha de la finca, llegando pasada las 08.00 a.m. a la hacienda El Jordán, ubicada en la vereda Camperucho, encontrándose con Jackson Cano, quien no le canceló la liquidación alegando que no habían pagado.
Esto generó malestar a Mejía Crespo quien decide volver a su casa cuando le da la espalda a Cano Surmay este intentó degollarlo, sin embargo, Mejía logró evadirlo y fue ahí cuando Jackson Cano Surmay le propina tres disparos con arma de fuego acabando con su vida”, reza el escrito de acusación.
A Cano lo acusaron de los delitos de homicidio agravado y fabricación, tráfico o porte con arma de fuego, de los que se declara inocente. De ser hallado responsable por estos hechos se expondrá a una pena de más de 33 años de prisión.
Para el 27 de agosto el juez programó la audiencia preparatoria para que las partes muestren las pruebas con las que se irán a juicio.
Este es el segundo proceso que enfrenta Jackson Cano Surmay en los estrados judiciales de Valledupar, pues está a la espera de realizar la audiencia de verificación de allanamiento por aceptar que mató al ganadero, Juan Felipe ‘Puro’ Ustariz, hijo del propietario de la finca Filadelfia.
En este crimen participó con Oscar Antonio Pupo Martínez, quien era el conductor de la víctima, y su primo Ladimir Antonio Luna Cano, los cuales también aceptaron su responsabilidad por el asesinato.
#DIARIOLALIBERTAD
 

Comenta aquí: