Al menos 105.000 hectáreas de bosques, pastos y manglares colombianos han sido consumidas por incendios forestales en lo que va de año, informaron este viernes fuentes castrenses.

La Armada de Colombia señaló en un comunicado que los incendios se intensificaron entre julio y agosto por la “temporada de calor y los fuertes vientos”, por lo cual esa institución acentuó el trabajo que hace con la Defensa Civil para extinguir los fuegos.

La nota agrega que los departamentos del país en situación de “alerta máxima” por quemas forestales y conatos de incendios son Tolima, Antioquia y Caldas.

Tolima registra el mayor número de incendios con 2.150 hectáreas de bosques afectados y, por ejemplo, en el municipio de Venadillo hay dos que siguen activos.

Por otra parte, la Defensa Civil informó de que el jueves extinguió diez incendios forestales, de los cuales dos no pasaron de conato, en Tolima, Antioquia, Caldas y Bogotá.

En esta época del año, los incendios son frecuentes en Colombia debido al clima seco, especialmente en septiembre, mes en el que son comunes las bajas precipitaciones, las altas temperaturas y los vientos que ayudan a secar la vegetación.

Cada agosto Colombia se enfrenta a numerosos incendios forestales que amenazan con generar un desastre ecológico de enormes proporciones de no tomarse las medidas necesarias para evitar una catástrofe como la que azota a la Amazonía en Brasil.

Según el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), en Colombia hay aproximadamente una superficie de bosques de 58,6 millones de hectáreas.

La Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD) precisó que en lo que va de mes, y hasta el jueves pasado, se habían registrado 199 incendios forestales o de la cobertura vegetal en 103 municipios colombianos.

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios