No más tutelas en caso Unimetro y HUM, ordena Corte Suprema de Justicia

0
1851

Ante el desfile de tutelas que iban y venían en el proceso que se adelantaba en los estrados judiciales por el caso de la Universidad Metropolitana y el Hospital Universitario Metropolitano que llegaron a superar más de 100, la Corte Suprema para ponerle fin a esta mala práctica decide frenar esa lluvia de tutelas presentada por los Acosta Osío, Acosta Pérez y Acosta Moreno, cuando falló la última tutela donde les negó lo solicitado por ellos y se pronunció al respecto:

“No puede pasarse por alto que en el presente asunto ha quedado demostrado que tanto los ciudadanos accionantes, como los vinculados en el presente asunto, de la mano de sus defensores han promovido varias acciones de tutela con el fin de suspender las diligencias que se adelantan con ocasión del proceso penal radicado bajo el número 080016001257201701150, y cuestionar aspectos en relación con los cuales el Legislador garantizó la doble instancia, como si este fuera el escenario para debatir sus inconformidades.
Por cuanto se trata de una mala práctica, que además constituye un abuso del derecho, la Sala los exhortará para que cesen esta conducta, pues persistir en la misma, además de considerarse temerario, dará lugar a activar los mecanismos legalmente establecidos para impedir la afectación en la administración de justicia…”

Y por ello ordena Exhortar los accionantes, a los demás procesados y vinculados en el proceso penal radicado bajo el número 0800160012572017001150 y en aquellos que se han desprendido del mismo, así como a sus abogados, para que se abstengan de presentar otras acciones de tutela con fundamento en el trámite y decisiones que en estos se adopten, cuando los procesos no han concluido, pues persistir en esta conducta, además de considerarse temeraria, dará lugar a activar los mecanismos legalmente establecidos para impedir la afectación en la administración de justicia.”

De otra parte, por estas tutelas la Sala Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura, suspendió por seis (6) meses y solicitó a la Sala de Instrucción Penal de la Corte Suprema de Justicia investigar al Magistrado de la Sala Penal del Tribunal Superior de Barranquilla Jorge Eliécer Mola Capera, y aperturó investigaciones disciplinarias a los magistrados Demóstenes Camargo De Ávila y Luis Felipe Colmenares Russo, y en su fallo manifestó lo siguiente:

En la diligencia de versión libre y espontánea rendida por el inculpado, cuando el Magistrado sustanciador le preguntó por los fundamentos legales para adoptar las ya referidas medidas provisionales en los trámites tutelares descritos, éste refirió que se trataba de determinaciones encaminadas a salvaguardar los derechos fundamentales al debido proceso, que tenía competencia para adoptarlas producto de su autonomía funcional y además anexó jurisprudencia de la Corte Constitucional que fundamentaba sus determinaciones.
Estas explicaciones no son de recibo para la Sala, pues es evidente que en el conflicto de la familia Acosta Bendek, tanto en decisiones de la justicia civil como de la justicia penal, el Magistrado Jorge Eliécer Mola Capera adoptó esas medidas provisionales sin ningún tipo de fundamento jurídico, afectando así la competencia de la justicia ordinaria en esos asuntos y desbordando las facultades que le confiere el ordenamiento jurídico en materia de tutela.

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios