Proyecto urbanístico de mobiliarios “no es más que la legalización de la invasión al espacio: Denuncian ciudadanos público”

0
212

Por: María Alejandra Barrios

Tras el traslado de los 56 comerciantes a varios puntos de la calle 30 entre carreras 40 y 42B, y en las áreas de la calle 32 y Plaza San Nicolás, gracias al proyecto urbanístico de mobiliarios en el centro de Barranquilla, con el objetivo de recuperar los espacios públicos, la ciudadanía se ha quejado ante los resultados de este plan debido a que daña la visibilidad arquitectónica del sector.
La personas aseguran que el Centro Histórico del Distrito se ha convertido en un tugurio al pasar esta problemática para otro lado. Así lo afirmó Diego Martínez, un ciudadano que visita a diario esta zona: “Esto no es ningún proyecto de ‘peatonalización’, lo que se hace es ‘legalizar’ la invasión al espacio público en una zona que debe ser vistosa, turística y respetada. Están convirtiendo el centro en un tugurio y obvio esto desencadenará más problemas que mejoras a futuro”.
El Centro Histórico es considerado por tener piezas arquitectónicas que cuentan la historia de la ciudad, siendo uno de los lugares más importantes y emblemáticos de la cultura y patrimonio de Barranquilla. Por ello, la sociedad expresa su desacuerdo ante este proyecto debido a que utilizan este espacio para resolver la problemática de los comerciantes, tapando las edificaciones antiguas.
“Vivo aquí hace 8 años y he visto el cambio que ha tenido Barranquilla, la conocí con arroyos, sin centros comerciales, sin parques en el norte, sin edificios majestuosos y eso me permite ser consecuente con el hecho de comprender que pese a que amo esta ciudad soy consciente que nos falta organización. Conozco el centro, lo he vivido, me parece que es la Barranquilla que no se debe perder. Se pierde cuando no se planea bien, no veo porque esta ciudad no puede tener un centro hermoso, organizado, con sus vendedores”, expresó Katyusha Barros.
Los denunciantes agregan que sí es necesario el trabajo para estas personas, pero no en un espacio que es de todos y menos en un lugar que debe tener un desarrollo claro a futuro, tapando la poca majestuosidad patrimonial que queda de la ciudad, sin tener en cuenta la historia del sector.

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios