Maltrato intrafamiliar

En los últimos días se han desarrollado en diferentes ciudades del país sendos foros organizados por asociaciones de mujeres que propenden por erradicar definitivamente la violencia que se presenta en muchos hogares colombianos, estos eventos están enmarcados en un análisis en torno a las acciones y actividades que se han de cumplir para llamar la atención sobre esta problemática que infortunadamente ha tomado cierto auge en Colombia.
El hecho de ser reconocidos como una de las naciones más violentas del mundo, sienta las bases para irrigar con igual menoscabo un malsano comportamiento en la convivencia y la interrelación humana, lo que se refleja en la violencia intrafamiliar y el aumento de los niveles de criminalidad.
Precisamente, con referencia a tales circunstancias, es que recobra importancia el adelanto de estas jornadas, haciendo énfasis en que tanto hombres como mujeres, son responsables del sufrimiento y del trato indigno que diariamente afectan a miles de personas, especialmente a los niños y mujeres, tal como viene aconteciendo en nuestra amada patria.
Detenernos a pensar sobre este asunto, nos permitirá avanzar en la mejora de nuestras relaciones y a sembrar en la niñez la semilla de la tolerancia, el respeto y el amor hacia sus semejantes, abrigando con ello la esperanza de ir disminuyendo esos índices de violencia y tener en poco tiempo un país mejor. Comenzar desde ya a reflexionar y poner en práctica estas recomendaciones nos convertirá en mejores seres humanos.
Es evidente que los índices de violencia doméstica en contra de la mujer continúan aumentando en el país.
El informe se basa en cifras entregadas por Medicina Legal que indican que el territorio colombiano un alto porcentaje corresponde a violencia entre parejas; estas cifras se refieren exclusivamente a los casos reportados y denunciados a dicha entidad por las víctimas en Barranquilla y el departamento del Atlantico no es ajena a esta situación.
Las agresiones por parte de la pareja van desde el maltrato físico hasta el psicológico como la intimidación, el menosprecio y la humillación constante. Generalmente, en este tipo de abuso está incluido el comportamiento de control, puesto que se aísla a la mujer de su familia y amigos, se vigila sus movimientos y se le restringe el acceso a los recursos. Este tipo de violencia tiene lugar en todos los países y no está limitada a ciertos grupos sociales.
El actual gobierno nacional está luchando contra este tipo de violencia y por ello existen entidades que trabajan por y para la mujer como es el caso de la Consejería Presidencial para la Equidad de la Mujer, entidad que lucha por erradicar todas las formas de violencia contra la mujer, ya que este fenómeno se constituye en un obstáculo para la igualdad, el desarrollo y la paz de Colombia.
Un primer paso para evitar este tipo de violencia es que la mujer conozca sus derechos y obtenga herramientas para emprender actividades que le faciliten el desarrollo humano, psicológico, económico, político y social y dar inicio a una vida con dignidad.

Comenta aquí: