Luego de luchar por su vida durante casi 72 horas dejó de existir la noche del domingo el joven Carlos Segrera Beltrán, quien había sido baleado el pasado viernes en el barrio La Rosita del municipio de Puerto Colombia.

Los hechos sangriento en el cual fue baleado Segrera Beltrán de 26 años de edad, se presentaron el viernes aproximadamente a las 8:30 de la noche, cuando la víctima caminaba por ese sector, más conocido como “El Barranco” o barrio La Rosita, y se le acercó un sujeto que le propinó un tiro en la cabeza y luego huyó por el sector de la playa donde lo esperaba un motociclista.

El muchacho mal herido fue llevado inicialmente al Hospital de Puerto Colombia y de allí remitido a la clínica Porto Azul donde finalmente dejó de existir.

Sobre las causas del atentado por el momento se desconocen, dijo una fuente de la Policía, pero el personal del grupo de vida de la Sijin se encuentra al frente de la investigación.

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios