“He venido a prender fuego en el mundo”

0
259

Un saludo a todos mis lectores en la Costa Atlántica. Cuando hacemos una opción por la vida, por Jesús, debe ser de manera constante y realmente comprometida. Cuando hacemos opción por ser felices hay que dar lo mejor de sí para alcanzarlo en el bien, cuando necesitas alcanzar un trabajo igualmente debe colocarse todo el esfuerzo y confiar en el Señor que con su ayuda lo vas a alcanzar. Por eso es vital ser constantes y conscientes en nuestras decisiones de vida. La invitación es a confiar plenamente en el accionar diario de Dios, tal como lo expresa el Salmo de hoy el 39: “Señor date prisa en socorrerme, el Señor cuida de mí, El es nuestro auxilio y escudo”. Es la experiencia de colocar con fe nuestros pasos en el Señor tal como lo dice este mismo salmo: “afianzó mis pies sobre la roca, aseguró mis pasos”. Dios que escucha nuestras necesidades y siempre responde: “Dios mío no tardes”.

En la primera lectura de Jeremías, nos encontramos que esta profetizando en un momento muy difícil, el pueblo escogido por el Señor está a punto de ser desterrado, porque la vida de Jerusalén estaba construida sobre la mentira ya que han sido infieles a la alianza de ser entregados al único Dios y no adorar otras figuras que nada tienen que ver con el verdadero Señor que los ama y los cuida , por eso surge la necesidad de clamar con fuerza el cambio de vida.

Por último, en el Evangelio de hoy Lucas 12,49-53, podríamos decir “que la cosa está que arde” ya que comienza Jesús diciendo: “He venido a prender fuego en el mundo y mi deseo es que arda”. De esta forma decidirnos por la vida en Cristo constituye un riesgo que vale la pena correr ya que cuando nos vamos por el camino de la verdad y la justicia algunos se verán afectados incluso los de nuestras familias, que de pronto nos dan la espalda cuando decidimos ser mejores personas, ir a la misa, leer la Palabra de Dios o cambiar de una vida mundana.

Hoy la idea es asumir con valentía una vida distinta de la mano del Señor que no nos desampara.

Les recuerdo nuestra Eucaristía de encuentro de liberación y sanación en septiembre, el Diario de la Libertad generosamente me ha permitido que nos encontremos en sus instalaciones para vivir la alegría de ser amigos del Señor, allí nos conoceremos¡!

Les deseo un feliz domingo en el Señor y en Familia.

Padre Pepe Pimienta B.

Síguenos en redes sociales, envíanos tus opiniones- Escríbenos
You Tube: Minuto de Bendición
Mail: [email protected]

Comentarios