Barranquilla da por terminada concesión de aseo

0
1227

*El zar de las basuras sale de la ciudad.

Por: Jorge Vergara Carbó

Parece una realidad que los barranquilleros den por terminada la concesión con la empresa ‘Aseo Técnico’ de una manera planificada y ordenada, para no incurrir en el apresuramiento de Petro en el 2012, cuando dio por terminado el contrato con el poderoso y oscuro zar de las basuras (como se le dice) al empresario, William Vélez.
La experiencia bogotana debe servir a los barranquilleros para evitar que pase lo mismo, pues, se enfrentan al mismo contratista, William Vélez, que aún tiene en aprietos al hoy senador Petro, cabeza visible de la oposición al gobierno de Duque.
Seguramente, desde el alcalde Char, el  actual gerente, Guillermo Peña Bernal y la directora de la SAE, recibirán todo tipo de presiones para que continúen con el concesionario ‘Aseo Técnico’. La presión vendrá de varios frentes: el alto gobierno,  los dirigentes gremiales,  senadores y representantes ya que el zar de las basuras es íntimo amigo del expresidente Uribe, el mandamás del gobierno Duque e influyente senador a través de su partido político ‘de bolsillo’, el Centro Democrático.
Es bueno recordar que la firma de Vélez, Aseo Técnico, fue constituida en menos de dos meses antes de la firma de la concesión. Situación similar se dio cuando contrataron la asistencia técnica con la empresa Inassa, constituida el mismo día que le adjudicaron el contrato.

Triple A decide terminar concesión
El aseo urbano es un excelente negocio. Las cifras que maneja son interesantes como para entregárselas a un tercero. Las utilidades que genera el aseo deben quedarse en la empresa reforzando los recursos destinados a inversiones en procura de un servicio más eficiente.
Al parecer, en la última junta directiva, y en un comité creado para estudiar el tema de la concesión, se tomó la sabia decisión de no prorrogar más la concesión. Esa es una decisión que debe ser apoyada por todos los barranquilleros.
Seguimos insistiendo en que el gerente de la empresa, la SAE y el alcalde Alex Char, deben convocar al Tribunal de Arbitramento de la Cámara de Comercio de Barranquilla, para dar por terminado, de común acuerdo, el contrato de “Gestión Empresarial” a partir de noviembre del 2018. Esto es necesario para salvar el futuro de la empresa. No tenemos por qué esperar el fallo de los jueces sobre este conflicto que, incluso, es internacional y no sabemos cuándo tiempo durará.
Hoy, la empresa registra contablemente el ingreso del 4.5% de lo recaudado, como si fuera ingreso corriente de la Triple A, al estar suspendido su pago por parte de la Procuraduría, procedimiento considerado ilegal, ya que alteran la realidad de los estados financieros.
Con relación al desfalco del señor Ramón Navarro, es necesario pedirle al juez que tiene el caso, que acelere el proceso para que, a finales de este año, tengamos claridad del monto y a los implicados en ese desfalco.
Recuerden que, de esa plata, solo el 14,5%, es de los barranquilleros, debido a que el robo disminuyó las utilidades y, por ende, los ingresos locales; como también nos afecta el 4,5% que pagamos por “Gestión Empresarial”.
— COMENTARIOS SOBRE LA NECESIDAD DE LA TRIPLE A DE DAR POR TERMINADO CONTRATO DE “GESTIÓN EMPRESARIAL” QUE NOS CUESTA MUCHO DINERO

Ahora falta la decisión de convocar al Tribunal de Arbitramento de la Cámara de Comercio para dar por terminado a octubre de 2018, el contrato en discusión jurídica de “Gestión Empresarial” que nos significa alrededor de $28.000 millones anuales. Dinero que debe entrar a las arcas de la Triple a y no a INASSA, como venía sucediendo.
Logrando tumbar ese contrato amigablemente, independiente del proceso jurídico y asumiendo el manejo del aseo, las utilidades de la Triple A, se incrementarían en alrededor de $ 50.000 millones, dinero necesario para ejecutar el plan de inversiones futuros como el nuevo acueducto y en especial resolver el problema del alcantarillado y el embellecimiento de la ciudad.
Lo otro es que debe continuarse y acelerarse el proceso jurídico por el desfalco de los dineros de la empresa, hecho reconocido por los culpables pero que no entendemos porque no se ha fallado, ni continuado la investigación para determinar el verdadero monto del robo y por supuesto los culpables del mismo.

Preocupa el silencio de la Fiscalía, Procuraduría, Contraloría y los jueces sobre estos dos casos. Mientras en España el proceso Lezo avanza, en Barranquilla no pasa nada. Solo implicado el señor Ramón Navarro, que a pesar de los beneficios otorgados por los jueces guarda silencio y no dice cuál fue el verdadero monto defraudado a la Triple A, ni quienes lo acompañaron en ese desfalco.

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios