Estrategia de largo plazo para distrito de Barranquilla

0
279

En nuestra ciudad tiene que iniciarse cuanto antes un proceso de planificación para el futuro, con esto la ciudadanía se sentirá satisfecha de su urbe y su área metropolitana, la cual tendrá que anexarse algún día al Distrito de Barranquilla, porque la misma sociedad la está reclamando.
En los actuales momentos es significativo inculcarle a la comunidad que los procesos  estratégicos de largo periodo, es una preferencia  para esta  ciudad y  los municipios de la periferia. Esto en razón a que la planificación  es un elemento  de prosperidad y desarrollo de los pueblos.
Ahora los problemas sociales del Distrito de Barranquilla  y los municipios del contorno deben observarse con una óptica estratégica y de futuro. De lo contrario no podremos sacudirnos de la insuficiencia  en el desarrollo que nos está  arrastrando por décadas, la cual impide el asiento de un nuevo ser social.
Los sectores problemáticos que deben estar en una estrategia de largo plazo son muchos, entre los cuales se puede destacar el tráfico o la movilidad, más concretamente los embotellamientos en las diferentes vías  de la ciudad, los cuales son realmente descomunales en horas pico.
La urbe  necesita  igualmente la creación de nuevas avenidas dentro de la ciudad, puesto  que estas regularán adecuadamente la movilidad. La misma se englobará  dentro de una macro estrategia en donde la Administración Distrital deberá adquirir bienes por donde pasen las vías, que a mi modo  de ver la primera calzada podría ser inicialmente de  forma circular. Esto con el ánimo de  descongestionar los atascos  presentados  en  muchas  vías de la ciudad. Sin olvidar que esta  le corresponderá diseñarse  por varias  arterias  principales. Lógicamente, sino se crean  nuevas vías en el interior de la urbe el problema del tráfico o movilidad se acrecentará con el paso del tiempo.
Para que el Distrito de Barranquilla llegue a  un  futuro próspero es preponderante que se establezca un proyecto  trascendental  de acercarnos cada día más a las ciudades de Santa Marta y Cartagena de Indias, no solo en  transporte rápido sino en construcciones urbanísticas, sitios claves como centros carcelarios,  aeropuertos, puertos libres, red ferroviaria, entre otras.
En términos generales puedo decir que si no hay una planificación a largo término en el Distrito de Barranquilla, de seguro no habrá una evolución positiva en materia económica, por consiguiente  una mejor calidad de vida. No nos preocupemos que las mega obras duren en construcción 10 o 15 años, porque tarde o temprano se verán brillantemente iluminando a la sociedad barranquillera.
El proceso de aproximación con las ciudades hermanas  tiene que ser una realidad, para eso es imprescindible que el Ejecutivo nacional apoye este proyecto, igualmente es indispensable efectuar acuerdo  con  el país venezolano  para que haga parte indirectamente de  este programa.
[email protected]

Comentarios