El país que piensa en grande es el que hace las grandes transformaciones: Duque durante la puesta en marcha del Túnel de Oriente, en Antioquia

0
220

El país que piensa en grande es el que hace las grandes transformaciones, afirmó este jueves el Presidente de la República, Iván Duque Márquez, durante la puesta en marcha del Túnel de Oriente, que comunica los valles de Aburrá y de Rionegro, en el departamento de Antioquia.

“El país que piensa en grande es el que quiere hacer transformaciones pensando en el bienestar de la ciudadanía”, expresó el Jefe de Estado en su visita al túnel, considerado el más largo de América Latina, que reduce notablemente el tiempo de viaje por carretera y en el cual se invirtió alrededor de un billón de pesos.

El Mandatario recorrió la conexión vial de 8,2 kilómetros al volante de un vehículo, en compañía del Gobernador de Antioquia, Luis Pérez Gutiérrez, y el Alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez.

En el acto estuvieron presentes también el Alcalde de Rionegro, Andrés Julián Rendón; la Ministra de Transporte, Ángela María Orozco, y el expresidente Álvaro Uribe Vélez, en cuyo período como Gobernador del departamento se firmó el primer contrato para esta obra de ingeniería.

El Presidente Duque comentó que esta obra duró varios años paralizada “por argumentos pueriles”, pero se reactivó hace pocos años “y hoy estamos viendo el 100% de esta obra”.

Añadió que “esa es la vieja política, ese es el viejo país” y señaló que las discusiones del país deben ser “cómo hacemos mejores proyectos, cómo conectamos mejor los territorios, cómo le damos el bienestar a la ciudadanía. Esas son las discusiones de verdad que se merece la sociedad colombiana y no si las obras se paralizan o si las obras se continúan”.

“Eso es pensar en grande. Pensar en grande es mirar hacia el futuro, sacar adelante las iniciativas que necesita la comunidad”, sostuvo.

Las lecciones de la obra

El Presidente Duque destacó “las grandes lecciones de esta obra”, la primera de las cuales es visión. “Visión de lo que necesita una región y de lo que es la competitividad”, precisó.

La segunda lección es “la calidad el diseño y lo que significa tener un buen equipo de ingeniería y de contratistas, porque cuando las obras se adelantan con decoro, con transparencia, con rigor y se pueden acordar las matrices de riesgos entre los ejecutores y la administración, los proyectos se hacen realidad en el tiempo indicado”.

Advirtió que “esa es la diferencia entre los contratistas que hacen obras y los contratistas que buscan ser cazadores de litigios para después enriquecerse a costa del Estado”.

En tercer lugar, explicó que “muchos de los que por años hicieron paralizar la obra trataron de desdeñar la obra desde el punto de vista de ingeniería y, sobre todo, de la armonía entre el desarrollo y el medio ambiente”.

No obstante, subrayó que “la otra gran lección que nos deja es que esta obra no es coyuntural sino estructural”, y agregó que “aquí se están encontrando una generación que hoy gobierna, pero una obra que va a servir para la competitividad de dos o tres generaciones más y que la deben continuar muchos más proyectos”.

Memoria de Iván Duque Escobar

El Presidente evocó la memoria de su padre, el exministro antioqueño Iván Duque Escobar, que fue Gobernador de Antioquia en 1981 y 82.

“Yo recuerdo que él hacía constante mención a pensar en grande y recordaba él que en 1982 empezó una obra que transformó para siempre el futuro del departamento de Antioquia y también ha sido quizá la piedra angular del desarrollo de esta región, el Aeropuerto José María Córdova”, manifestó.

Trajo a colación que en ese entonces, durante la administración del Presidente Julio César Turbay Ayala (1978-82), había “un joven director de Aerocivil”, que era Álvaro Uribe Vélez.

Y recordó también que años más tarde, su padre comentaba que “ojalá llegaran gobernantes que entendieran la importancia de integrar con velocidad ese aeropuerto con una conexión a través del Oriente”.

El túnel

La obra total contempla en total la construcción de 22,3 kilómetros aproximadamente, en 3 túneles, 1,9 km en 9 viaductos, 2 intercambios viales y 4 kilómetros de vías a nivel.

El proyecto se inicia en Medellín, en la doble calzada Las Palmas, con un intercambio vial compuesto por 2 viaductos, de 176 metros de longitud, que permitirá entrar al primer túnel, denominado ‘Seminario’, que tiene una longitud de 0,8 km.

Luego habrá un trayecto de vía a cielo abierto, de 4,5 kilómetros, ubicado en la zona centro oriental del Valle de Aburrá, diseñado como una vía rápida y segura compuesta por 9 viaductos que tienen en su totalidad 1.427 metros.

Posteriormente se accederá al segundo túnel, ‘Santa Elena 1’, el principal del proyecto, con 8,2 km de longitud, que se convierte en el túnel vial más largo en operación en América Latina.

El proyecto incluye la construcción de un segundo túnel paralelo al principal, que servirá como una vía de evacuación en caso de emergencias, y en el futuro servirá como una segunda calzada para tráfico.

El recorrido concluirá en un nuevo viaducto de 370 metros, ubicado a pocos metros del Aeropuerto Internacional José María Córdova.

Durante la construcción del Túnel de Oriente se generaron cerca de 3.000 empleos mensuales directos.

El Presidente Iván Duque manifestó que “esta es una obra emblemática, una obra que muestra lo mejor de nuestra ingeniería, que muestra lo mejor de nuestra capacidad creativa y que muestra también con orgullo lo que son nuestros amigos que nos acompañaron con sus trajes naranja. Los trabajadores incansables que hacen posible la infraestructura de nuestro país”.

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios