Liverpool derrotó a Chelsea y es el supercampeón de Europa

0
269
Liverpool celebrando el tìtulo de la Supercopa de Europa.

En un juego digno de una final Liverpool derrotó 5-4 a Chelsea en la tanda de penaltis luego de un 2-2 en 120 minutos donde ambos equipos entregaron todo de sí para quedarse con la victoria en el arranque de la temporada 2019-2020.

El juego, que entró a la historia por ser el primer partido que fue dirigido por una terna arbitral comandado por mujeres, tuvo una impecable actuación en las decisiones y se llevó el aplauso de los 41.903 aficionados que colmaron el escenario deportivo ubicado en Turquía.

Las emociones llegaron desde el pitazo inicial con un Liverpool volcado al ataque en busca de la apertura del marcador generando oportunidades con sus atacantes africanos Mohamed Salah y Sadio Mané, quienes volvieron figura al arquero Kepa.

Con el pasar de los minutos, Chelsea se fue acomodando en el terreno de juego y comenzó adelantar las lineas haciendo un encuentro mucho más equilibrado en el Vodafone Park de Estambul.

Con un encuentro que estaba marcado por la ida y vuelta sobre ambos pórticos la apertura en el marcador se inclinó para los de Londres, a los 36 minutos cuando Oliver Giroud, venció la resistencia del canserbero Adrían, quien desde la lesión del titular Allison, tomo el arco rojo.

El encuentro era parejo a esas alturas y con una ventaja mínima Chelsea, se fue al descanso. Sin embargo iniciando la segunda mitad los pupilos de Jurgen Kloop, encontraron la paridad luego de una triangulación ocasionada por los brasileños Fabinho y Roberto Firmino que fue finalizada con un puntazo de Mané.

Todo el segundo tiempo tuvo la misma tónica que la primera parte con dos clubes con la intención de ir al ataque generando ocasiones con sus delanteros. El juego era emocionantes aunque el gol no iba a llegar obligando así a que se disputaran 30 minutos más de tiempo suplementario.

En la prorroga el encuentro volvió a traer emociones cargadas con goles ya que a los 105 minutos apareció una vez más la dupla ofensiva conformada por Firmino y Mané, quien definió luego de un pase dentro del área para dejar sin opciones al arquero Kepa, y de esta manera montarse por primera vez en el partido. Sin embargo la alegría duró poco debido a una falta penalti sancionada por la juez central Stéphanie Frappart, que fue cambiado por gol gracias a a Jorginho, decretando el 2-2 con el que se irían a la definición por penaltis.

Desde el punto del penalti el dramatismo volvió a hacer presencia y luego de una tanda cargada de cobros ejecutados a la perfección Liverpool ganó 5-4 debido al falló que tuvo Tammy Abraham en el último cobro. Lo que significo el campeonato para el equipo rojo que consiguió su cuarta Supercopa de Europa.

Comentarios