Héroes no, más bien mártires

0
295

Así como en Colombia devalúan y desprestigian condecoraciones como la Cruz de Boyacá, entregándosela a cualquier guacharaco amigo de cualquier político, también han devaluado y desvirtuado el verdadero significado de la palabra Héroe, que lleva implícito el deseo e intención de realizar el acto calificado de heroico, y entre algunas definiciones del vocablo héroe encontré esta: “Alguien que salva a la gente de una muerte casi segura o derrota a un enemigo muy poderoso, como se pensaba en la mitología y la épica antiguas.” Una vez, el fallecido expresidente Ronald Reagan fue a imponerle la condecoración Corazón Púrpura a un excombatiente de Vietnam, por haber realizado el acto heroico y extraordinario de haber matado a por lo menos cinco soldados enemigos y rescatar a su compañero herido al que cargó en el hombro hasta ponerlo a salvo, en ese instante se dice que este soldado norteamericano tuvo la franqueza de rechazar la condecoración arguyendo que quien había realizado ese acto no era él, porque lo había hecho en estado de total enajenación por efecto de la droga que consumía para combatir los nervios, en el frente de batalla.
Lo anterior para referirme a la estúpida y desgraciada tragedia ocurrida ayer domingo en las inmediaciones del aeropuerto Olaya Herrera de Medellín, cuando dos soldaditos mueren de manera absurda al ser colgados de una bandera colombiana que pendía de un helicóptero, con una función parecida a la de la cola de una cometa para estabilizarla, que en otros países utilizan un objeto pesado que podría ser un ladrillo o peso muerto, pero que aquí decidieron ponerle primero un peso vivo y que después quedara muerto. El presidente Duque comandante en Jefe de las fuerzas militares se ha limitado a repetir en Twitter su mensaje lamentando la muerte de estos dos héroes, como si estos dos desafortunados soldados hubieran querido o solicitado realizar tan peligrosa y estúpida misión, pero no se atreve a decirle al Mindefensa Botero, “ajá y tú qué, vas a pasar de agache?” y a Duque no se le desteñirán las canas ni al Mindefensa Botero se le arrugará el bigote. Y aquí no ha pasado nada, a lo mejor el Mindefensa Botero en otra de sus brillantes conclusiones dirá que se trató de un suicidio.
Qué héroe ni qué carajo, si el propio padre del suboficial Jesús Mosquera Andrade, se refirió enérgicamente al accidente que terminó con la vida de su hijo, y con mucha rabia, dijo: “mi hijo no quería ir, tenía miedo, se lo comunicó a su esposa y a su hijo”, e insinúa que fue obligado. Ahora viene el tsunami de mensajes lamentando lo ocurrido, como el del ex senador paisa Alfredo Ramos, quien dijo que le agradecía a los dos militares muertos que le hubieran permitido pasar un buen rato de diversión y felicidad, a él y a la multitud presente, muy seguramente jincha de aguardiente, pues eso ocurrió en el marco de la feria de las flores; en cualquier país decente y con gobernantes probos, ya habrían renunciado, pero no, aquí ni renuncian ni los destituyen, ni se investiga a fondo como pidió el padre de uno de los afectados,
Y es que de ese aeropuerto Olaya Herrera el 24 de febrero de 2006 despegó el helicóptero que se estrelló poco después, en el cual iba Pedro Juan Moreno el secretario de gobierno de Alvaro Uribe, Gobernador de Antioquia, y también fue asesinada en sus hangares una aseadora en extrañas circunstancias, hecho por el cual el expresidente fue investigado por la Comisión de Absoluciones, perdón de Acusaciones de la Cámara, porque hubo presunta manipulación mecánica del helicóptero que pudo haberlo hecho fallar y precipitarse a tierra, pues ahora en el caso de los dos militares absurdamente muertos en el show circense de ayer en Medellín, al parecer detectaron que la cuerda o cabuya, estaba luyida y pudo haberse reventado con el peso de los uniformados, en lo que configura una estupidez en grado superlativo que tiene que ser castigada severamente, porque podríamos estar en presencia de un homicidio culposo. Más que héroes, estos jóvenes son unos mártires, como los de Auschwitz que no fueron voluntariamente a los crematorios.
Adenda: La Corte Suprema de Justicia mantiene en firme el proceso contra el senador Uribe, por presunta manipulación de testigos, luego de rechazar su recurso de reposición de nulidad del mismo, aunque a la velocidad en que avanzan los procesos contra el expresidente y que son numerosos, creo que esos fallos y sentencias serán de aplicación póstuma.
@UtopiaCaribe
[email protected]

Comentarios