El motocarrismo, una actividad que necesita regulación en Soledad

0
534

Soledad es una ciudad que tiene una problemática de nunca acabar, como es la legalización del motocarrismo, y si el tema se toca a fondo salen los contradictores y los defensores, pero si lo vemos desde el punto de vista social, para el municipio se ha convertido en una necesidad, ya que las distancias son largas entre un sector y otro y urge la necesidad de abordar un motocarro, a pesar que el servicio de bus urbano del municipio es bueno y cubre gran parte de la población.

Para el gremio de motocarristas, la legalización es un tema que ya no abordan puesto que en varias oportunidades se les ha entusiasmado, que van a regular la actividad basado en los parámetros de Ley, el tema ha sido tocado por ministros, representantes a la Cámara, senadores, alcaldes, candidatos a la Alcaldía, concejales. aspirantes al Concejo, diputados en fin todos hablan del motocarrismo que van hacer esto o aquello, pero todo se queda en promesas de cumbiamberas.

Si bien es cierto que la actividad tiene un impacto socioeconómico, aceptación en la urbe, generación de empleo, facilidad de movilización también está rodeado de otros fenómenos como problemas de seguridad, informalidad, falta de capacitación por parte de los conductores en cuanto al respeto por las normas de tránsito, a esto se une que muchos de los motocarristas no poseen ni licencia de conducción, y en muchos casos, son menores de edad quienes los conducen.

Haciendo un recorrido por la ciudad y tomando las impresiones de los conductores de motocarros, se puede observar el inconformismo entre el gremio ya que no les resuelven nada.

Un día los entusiasman con la legalidad y al día siguiente los persiguen con los operativos policiales, exigiéndoles tarjeta de movilidad, extinguidores, prohibiciones de circulación por esta vía o esta otra.

Para la comunidad lo ideal sería organizar el transporte, legalizar la actividad y corregir las falencias tales como capacitar a los conductores, exigirles que cumplan con la tecnomécanica para que los vehículos sean seguros, que se fijen tarifas y que se limite el número por rutas y que haya una identidad en el municipio porque vienen de otros municipios a ejercer la actividad y qué pasa, que muchos cometen infracciones o actos delictivos y es difícil dar con ellos.

Por último el gremio manifiesta que el descontento cada día es más, debido a que se sienten perseguidos y acorralados que ellos creyeron en el alcalde Joao Herrera, quien les prometió en campaña que los iba a organizar y nada hizo, se va en pocos meses y todo quedó en promesas.

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios