Unas 29 personas han sido asesinadas y otras 52 han resultado heridas durante los ataques a bala que se han registrado entre el sábado y el domingo en las ciudades estadounidenses de Texas, Dayton y El Paso, en Estados Unidos.

Esto, luego que hace una semana un hombre armado entrara hasta la organización de un festival en California y matara a 13 personas.

Se trata de sucesos impactantes en un país acostumbrado a la violencia armada.

En el caso de la ciudad fronteriza de Texas, El Paso, un hombre armado abrió fuego el sábado por la mañana en la sucursal de una tienda Walmart ubicada en una área comercial, llena de miles de personas durante la temporada de regreso a la escuela

En el ataque el hombre acabó con la vida de 20 personas e hirió a otras 26.

En el caso de Dayton, Ohio, otro desconocido abrió fuego en una popular zona nocturna y mató a nueve personas, al tiempo que hirió a otras 26.

Los ataques se produjeron menos de una semana después de que un hombre armado de 19 años matara a tres personas e hiriera a otras 13 en el popular Festival del Ajo de Gilroy en California.

Para el caso de Dayton el derramamiento de sangre probablemente estuvo limitado por la rápida respuesta de la policía. Los oficiales que se encontraban el área respondieron en menos de un minuto al tiroteo que se desarrolló alrededor de la 1:00 de la madrugada en las calles del distrito del centro de Oregon.

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios