Residentes del barrio Ferrocarril de Soledad, se quejan por el rebosamiento de aguas negras

349

Aún no se realiza la entrega de la carrera 22 y ya esta padece de fallas en los manholes, los vecinos del barrio se quejan por los malos olores que brotan de las alcantarillas destapadas y desbordadas que corren por esta carrera las 24 horas del día.


El vertimiento de aguas residuales causa molestia no solo por sus olores putrefactos, sino también por la presencia de plagauúrbanas como las ratas y las cucarachas, entre otras.
Conversando con algunos vecinos del sector, nos encontramos con Ana Rosa Niebles, quien expresa que esta problemática la llevan padeciendo hace más de un mes y ninguno de los entes encargados se ha acercado para darles alguna solución, también manifiesta que hasta que algunos de los niños quienes transitan diariamente esta carrera para asistir a las instituciones aledañas caiga a alguna de estas alcantarillas destapadas o adquiera una enfermedad, no nos van a brindar una solución.
Carlos Solano, un habitante de la calle 27, directamente afectado, ya que la alcantarilla rebosada se encuentra en la esquina de esta calle, comenta que es intolerable tener este olor cerca todo el día, además de que el recorrido que ha tomado la corriente saliente llega hasta las anteriores calles sin pavimentar y se convierte en un verdadero “chiquero”.

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios