En el Pacto por el Caribe se incluiría la estructuración del tren de cercanías

419

*El Gobierno Nacional prevé que al 2022 se logren poner en operación comercial 1.077 kilómetros de red férrea.

El Departamento Nacional de Planeación, DNP, está en conversaciones con las gobernaciones de Barranquilla, Santa Marta y Cartagena, para firmar un Pacto por el Caribe, en el marco del cual el Gobierno y los entes territoriales comprometen recursos para el desarrollo de proyectos claves.

Los recursos aportados por las gobernaciones saldrán del Sistema General de Regalías y con el aporte del Gobierno se daría el cierre financiero para la ejecución de importantes obras pero también para la estructuración de iniciativas, como el tren de cercanías.

Rafael Puyana, Subdirector general Sectorial del DNP, dijo que se quiere que en este Pacto por el Caribe quede incluida la estructuración o la llamada fase de factibilidad del proyecto del tren que conectará a Santa Marta y Cartagena pasando por Barranquilla.

Si bien se trata de un proyecto de mediano plazo, la intención del Gobierno es asegurar este año la disponibilidad de los recursos para el otro año hacer la estructuración de los estudios técnicos, los cuales determinarán por dónde debe pasar el trazado de este tren, las condiciones técnicas, cuántas paradas debe tener, si debe mover sólo pasajeros o tomar un componente que conecte con carga. “Todo eso lo deberá arrojar el estudio de factibilidad que se debe hacer el próximo año, nos estamos moviendo rápido porque creemos que el potencial es muy grande tanto en este proyecto como en otros proyectos ferroviarios”, precisó Puyana.

El ejecutivo destacó la estrategia de Gobierno Duque por reactivar el transporte ferroviario en Colombia y dijo que dicha estrategia ya arrancó porque el primer paso es tener una serie de operativos iniciales donde se tome la red existente férrea y empiece a utilizarse para mover productos distintos. Hace mes y medio se movió carga desde La Dorada hasta Santa Marta por la vía férrea operada por Fenoco, con un reducciones de costos importantes.

Fenoco tiene hoy unos 246 kilómetros de red en operación donde se mueve principalmente carbón, esta red, producto de un trabajo entre Fenoco y la ANI la utilizarán empresas de otros sectores para mover sus productos.

“El segundo paso es tener una hoja de ruta de cómo se va a desarrollar el tren en Colombia, es lo que se denomina el Plan Maestro Ferroviario. Ya este plan se empezó a hacer el mes pasado, con una serie de mesas regionales para identificar las necesidades y el potencial que tiene el tren en cada región
de Colombia”, sostuvo el Subdirector general Sectorial del DNP. Una de esas mesas se desarrolló ayer en Barranquilla.

Agregó que el Plan Maestro va a identificar los proyectos que se deben priorizar como país y para ello están viendo los corredores nacionales que se deben recuperar, sobre todo se está hablando de los corredores que conectan la Dorada con Chiriguaná y Santa Marta, el tren de Antioquia y el Eje Cafetero y el tren del Pacífico, que por lo menos permitirá conectar los dos océanos en una primera etapa.

Adicionalmente a eso corredores regionales se apoyarían también proyectos que requerirán de redes nuevas como el del tren de cercanías de Cartagena, Barranquilla y Santa Marta.

Según Rafael Puyana, el Plan Maestro debe quedar terminaron este año a finales de diciembre y el próximo año presentarán al Congreso una Ley de desarrollo ferroviario.

La meta

El Gobierno Nacional prevé que en el año 2022 se logren poner en operación comercial 1.077 kilómetros de red férrea, hoy solo se tienen en operación 422 kilómetros.

Para lograrlo, fueron incluídas en el Plan Nacional de Desarrollo, reformas para cuadruplicar los recursos ferroviarios destinados en la última década, hasta llegar a un mínimo de $300.000 millones al año.

Actualmente, de los cerca de 3.500 kilómetros de la red férrea colombiana, solo 245 kilómetros (concesión entre Chiriguaná y Santa Marta) están en óptimas condiciones y permiten, en promedio, el transporte de 50 millones de toneladas anuales, que corresponden principalmente a carbón.
De los no concesionados, 850 kilómetros (entre La Dorada–Chiriguaná y Bogotá–Belencito) han estado bajo intervención de obra pública y han iniciado fases tempranas de operación de carga, desde el centro del país hacia la costa Atlántica y Boyacá.
Con esta reactivación, en una etapa temprana, se lograrían reducciones de costos en el transporte de carga del 10%, y en el mediano plazo, con la consolidación de las operaciones, las reducciones estarían en el año 2030 entre el 25 y el 35%.

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios