A Cristiano Ronaldo lo rodea un nuevo lío. Ahora, la Policía Metropolitana de Seúl lo investiga por si violó la ley del país por incumplimiento de contrato, luego de no jugar el partido amistoso que sostuvo la Juventus contra las estrellas de la K-League en Corea.

La demanda contra el luso, el cuadro italiano y la agencia que organizó el encuentro TheFasta, fue interpuesta por Oh Seok-hyun, abogado de L.K.B & Partners.
En la querella se acusa de fraude, luego de que el luso se quedara en la banca de suplentes. La Vecchia Signora habría acordado con la organización que el jugador estuviera en el campo durante 45 minutos.

Medios españoles indican que la acción de la policía se suma a la demanda colectiva que presentaron cerca de dos mil aficionados surcoreanos.

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios