Por: Efraín Gómez Escudero. Una nueva problemática se presenta en el Hospital Juan Domínguez Romero del municipio de Soledad. Esta vez debido a la cancelación de intervenciones quirúrgicas en este centro de salud. La razón principal de esta situación correspondería a la falta de insumos y medicamentos con los cuales se atienden a los usuarios. Todo esto además del abandono a los trabajadores por parte de la Gobernación del Atlántico, a través de la Secretaría de Salud departamental.
Varios pacientes de este centro asistencial se mostraron muy preocupados por la atención que reciben, la cual calificaron como “desastrosa” e incluso aseguraron que temen por su salud. Este complicado panorama fue corroborado por empleados del lugar, quienes además de la difícil situación salarial por la que atraviesan, denunciaron que actualmente tan solo se están realizando cirugías los días martes, mientras que antes se llevaban a cabo de cinco a seis intervenciones diariamente. Por esta razón quienes laboran en este hospital soledeño deben cancelar la mayoría de las intervenciones programadas. Además revelaron que las drogas suministradas a los pacientes solo se entregan por dos días, lo cual hace de la atención un proceso precario.
Otra revelación hecha por los empleados, quienes prefirieron no identificarse, es que a los 17 pacientes que a día de hoy se encuentran hospitalizados no les entregan de manera diaria las drogas necesarias en sus procesos de recuperación, porque sencillamente no hay.
Cabe recordar que en días pasados este medio de comunicación hizo publicas las dificultades que actualmente están atravesando los empleados de este hospital. Entre lo que se resalta la deuda de 16 meses de salario, problema que ha traído consigo una grave crisis en la economía de quienes laboran en este centro, además de sus familias quienes en muchos casos dependen de ellos.
Varios trabajadores responsabilizaron al gobernador del Atlántico Eduardo Verano De la Rosa y al secretario de Salud del departamento Armando De la Hoz, de esta precaria situación.
“Estamos cansados, angustiados de hablar con el gobernador del Atlántico, Eduardo De la Rosa y el secretario de Salud Armando De la Hoz, porque no dan respuesta alguna ante nuestra crisis. Nos encontramos pasando trabajo, ya que se nos adeudan 16 meses de salario, 16 meses de vacaciones, cuatro primas de Navidad y pare de contar”, fueron algunos de los testimonios recopilados en este hospital.
Respecto al tema salarial, algunos empleados del lugar comentaron que en las últimas horas les fue depositado el pago del mes de abril, sin embargo estos se encuentran a la expectativa de las cancelaciones correspondientes a mayo y junio. Otra de las peticiones hechas por los trabajadores del Juan Domínguez Romero van dirigidas hacia  los directivos del centro hospitalario, quienes deberían según ellos mostrar un mayor interés en encontrar la solución a la problemática salarial que los aqueja.
“La gerente del hospital, Claudia Jiménez Vizcaíno, no está haciendo nada por buscar soluciones, aparte de que es muy tranquila, no le importa la suerte de nosotros, persiste en exigir puntualidad en el horario de trabajo cuando la Institución de salud no se encuentra al día con sus funcionarios” , expresaron.
Estos empleados quienes insistieron en que no se revelaran sus nombres reafirmaron tajantemente que el gobernador Verano no ha mostrado intención en ayudarlos, mientras que el secretario de Salud, a pesar de que en varias ocasiones les haya manifestado su intención de ayudar, hasta el momento no ha cumplido con aquella promesa, la cual pareciera ser una de las tantas que son realizadas en este país y que se las lleva el viento.
“El Gobernador no tiene intención de ayudarnos, hemos ido hablar varias veces con él y siempre es negativo con el hospital. El Secretario de Salud dice que nos va a ayudar y sale con nada”, agregaron los empleados.
Tan delicada es la situación económica de los trabajadores, que les ha tocado atarse en varias ocasiones a través de cadenas con el propósito de que su voz sea escuchada y así lograr una solución que hasta el momento no ha sido posible. También consideran que no es justo que se encuentren “mendigando” por un sueldo.
“No tenemos cómo mantener a nuestras familias. No es posible que estemos mendigando un sueldo que nos ganamos con mucho trabajo y dedicación”, aseguraron.
Finalmente, es necesario recordar que por estas fechas, hace ya un año, el Presidente de la mesa directiva de la Asamblea del Atlántico Gersel Pérez, visitó este hospital y en su momento expresó que se encontraban “Indignados con la situación del Juan Domínguez Romero”. Hoy sus pacientes al ver que el panorama es cada vez menos alentador recurren a frases jocosas pero que a la vez desnudan esta problemática “Ahora a este hospital se le conoce como el Juan Domínguez me muero”.
#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: