Las religiones se transforman

La dinámica de las instituciones sociales se ha activado en sus estructuras que no dejan espacios para reflexionar y se mueven a ritmo acelerado. Las más sensibles se alejan de las tradiciones culturales, en algunos casos crean rechazos y en otros aceptación. La iglesia Católica en las últimas décadas modificó la liturgia en ciertas parroquias y tienen confundidos a los fieles ortodoxos y complacidos a las nuevas generaciones.
La semana anterior asistimos a un acto religioso bautizada por el padre de la parroquia Caridad del Cobre como ‘La Hora Santa’ que más bien es la hora del goce y la oración. El jueves a las 6:15 de la tarde es la hora escogida por cientos de feligreses para asistir a la ceremonia hasta la 7:15. La ceremonia rompe todos los esquemas tradicionales pero con respeto y mucha devoción, los primeros minutos de música del folclor nuestro, en una pantalla gigante de Tv presentan las imágenes de grupos de danzas y bailes del carnaval de Barranquilla. Las melodías musicales propias de verbenas motivan el espíritu festivo de los fieles a manifestarse con bailes y aplausos con brazos en alto. Desde sus puestos entonan canciones cristianas con mensajes subliminales que refrescan el ambiente y con devoción oran al Todopoderoso. En los rostros de los asistentes se nota la alegría y el placer de estar en ese lugar y se abrazan con pasión y amor, familias y amigos, jóvenes y mayores, damas y caballeros sin distingo de clase social, todo es fiesta, que maravilla de ceremonia. El sacerdote es un personaje querido por la feligresía que lo reciben con prolongados aplausos al entrar vestido con su elegante sotana blanca. Inicia la liturgia acompañado de armoniosas voces juveniles con cánticos religiosos y las diestras manos de un pianista enriquece aun más el ambiente. Seguidamente expresa las primeras palabras y los fieles se arrodillan a orar con mucho fervor. Todo es fiesta religiosa guardando la mayor devoción de los actos quirúrgicos propios de la religión.
Con las nuevas disposiciones de la libertad de culto aparecieron cientos de nuevas creencias religiosas imponiendo modelos diferentes a las religiones tradicionales, algunas de ellas confunden los actos religiosos con obras de teatros, y caen en la cursilería, todos estos montajes apuntan a impresionar y capturar más adeptos. Sin embargo, la religión Católica se mantiene firme y ha introducido algunos cambios sin perder su esencia. Desde siempre el cristianismo ha soportado fuertes embates de intelectuales como Nietzsche, quien durante su existencia se declaró ateo y al morir pidió a su hermana que orara por su alma. Su posición crítica a la democracia, las revoluciones sociales y el socialismo eran originadas por el cristianismo. Con el transcurrir del tiempo se deslizó a la política para volverla trizas y corrupta. Su retórica y sermones falaces para distraer a sus seguidores inventando mentiras como la igualdad de las almas y llegar al cielo según su comportamiento en la vida terrenal. Cuestionaba la fe católica como algo sin sentido común y ajeno a toda realidad. El cristianismo provocaba las revoluciones por medio de sus juicios de valores creado para atemorizar y sembrar el pánico social, eran unas de las tantas afirmaciones del filósofo alemán. La andanadas de críticas fuera de la razón tenían sus orígenes en estudios biológicos y la naciente teoría Darwiniana de su época. Todos los pensamientos fueron superados no solo por la misma religión sino por otros libres pensadores, pero Nietzsche sembró la duda en el pensamiento de los pueblos que permanecen vivos y fue copiada por los principales promotores de la segunda guerra mundial para fortalecer al Führer.
Finalizados los actos introductivos el padre con su atuendo apropiado para la ocasión irradiaba simpatía por su personalidad y biotipo caribe. Con precisión y exquisito lenguaje hizo referencia del 20 de Julio por acercarse esa fecha patria. El padre Álvaro recordó acontecimientos de valentía por parte de los héroes de la patria hace 200 años, sus palabras conmovieron al público tanto que uno de los asistentes se desmayó de la emoción, afortunadamente fue auxiliado por sus acompañantes y un médico presente. La experiencia que está cosechando ‘La Hora Santa’ debe servir de ejemplo para que la feligresía se agrupe en torno a la fe católica y poder confrontar otras ideologías religiosas que pretenden ahogarla con propagandas engañosas y fantasiosas. Una de ellas que el mundo se acabará en el año 30, que horror.

Comentarios