El compromiso del Congreso de la República

0
270

Hoy se instala el nuevo Congreso de la República, integrado por los Senadores y Representantes a la Cámara,  vislumbrándose una amplia coalición mayoritaria conformada por integrantes de los partidos políticos que apoyan al presidente Iván Duque.

Esta nueva legislatura que se inicia con la conformación de las nuevas  directivas, tanto en Senado como en Cámara,  tendrá como telón de fondo las expectativas que se han generado alrededor del  Gobierno que apenas el próximo 7 de Agosto cumplirá su primer año de periodo, las que se vienen evidenciando desde el pensamiento del partido al que pertenece el mandatario de los colombianos, así como lo referente a las reformas anunciadas.

Se presagian en la legislatura que hoy se inicia encendidos e interesantes debates sobre los distintos proyectos que  van a ser presentados en este periodo.

Igualmente es necesario que durante el periodo legislativo que se inicia se examinen con sumo cuidado los gastos de funcionamiento e inversión del Estado, de manera que aquellos se reduzcan al mínimo, dentro del anunciado proceso de modernización, mientras estos habrán de incrementarse si es necesario, pero ojalá con la mirada puesta en los grandes retos que tiene por delante el presidente Iván Duque.

Los congresistas deberán estar dispuestos a profundizar en tales asuntos,  y obviamente, tendrán que abordar el examen del gasto público y establecer si en verdad este tendrá los límites debidos con base en el estatuto orgánico del presupuesto, que también fue sometido a su estudio en la legislatura anterior.

En esta legislatura que se inicia lo esencial es que exista un propósito común de los partidos y sus miembros en trabajar por el país, acompañar al Gobierno en el desarrollo de las propuestas que faciliten el bienestar social y que contribuyan a cerrar las brechas de la inequidad y la desigualdad. La oportunidad es valiosa para que cada congresista retribuya su compromiso con el país y trabaje por el bien de todos los colombianos.

El cuadro de necesidades que padece nuestro país, especialmente en lo atinente al orden social y económico, es grave y requiere de la aplicación de medidas y disposiciones que vayan directo al punto de solución. Por ello resulta urgente que desde el Congreso los senadores y Representantes trabajen articuladamente en el desarrollo de los proyectos que tengan como finalidad aliviar esas necesidades.

Los propósitos que guían al Gobierno en estas materias son halagadores, pero es al interior del Congreso donde se deben debatir y aprobar esas iniciativas; de allí lo necesario que resulta preservar el compromiso de trabajo y de llevar a feliz término la misión de brindar a los colombianos una legislatura productiva, representada en mayores beneficios para la comunidad nacional.

Hoy, pues, el Congreso de la República, en atención al año del Bicentenario de la Independencia, tiene la responsabilidad histórica de legislar teniendo como horizonte brindarle un mejor futuro al país y a todos los colombianos. Que así sea.

Comentarios