‘Pacto por Colombia con equidad, legalidad y emprendimiento’: Duque al instalar sesiones del Congreso 

0
342
Iván Duque, presidente de la República.

*Al instalar las sesiones ordinarias del Congreso de la República para el período 2019-2020, el presidente anunció el impulso a la cadena perpetua contra violadores y asesinos de niños, un nuevo proyecto anticorrupción y dejó abierta la puerta a la fumigación aérea con glifosato.

El Presidente de la República, Iván Duque Márquez, instaló ayer las sesiones ordinarias del Congreso de la República para el periodo 2019-2020.

El Mandatario comenzó su intervención a las 4:18 pm en el Capitolio Nacional, luego de que una comisión designada por las mesas directivas del Congreso en pleno fuera a la Casa de Nariño para invitar al Jefe de Estado a trasladarse a la sede del Legislativo.

Por primera vez durante su mandato, el Jefe de Estado declaró oficialmente instalada la legislatura del Congreso de la República y se dirigió a los miembros del Senado y la Cámara de Representantes para anunciar los proyectos legislativos de iniciativa gubernamental.

“En este año hemos avanzando en Legalidad, Emprendimiento y Equidad pero somos conscientes que aún hay mucho por hacer y que tenemos que hacer mucho más. No somos triunfalistas ni complacientes”, manifestó el Presidente Duque este 20 de julio, al conmemorarse 209 años del primer grito de la Independencia Nacional.

Y agregó que seguirá “trabajando con vocación y con alegría, con fe en Dios y con entusiasmo”.

“¡Aquí estamos y para adelante vamos! Nuestro rumbo es el crecimiento con Equidad. Colombia NO va a parar de crecer”, puntualizó el Jefe de Estado.

El primer mandatario reiteró el llamado que hizo el 7 de agosto del año pasado, en su posesión, a un “Pacto por Colombia” a partir de tres pilares fundamentales: equidad, legalidad y emprendimiento. “Me complace decirles que en estos 11 meses ya empezamos a recorrer ese camino con logros tangibles que han transformado la vida de millones de colombianos”, dijo.

“No podemos cerrar los ojos ante los inmensos desafíos que recibimos: grupos armados de crimen organizado azotando la geografía nacional, un crecimiento desbordado de cultivos ilícitos, un aumento en los homicidios de los líderes sociales, un fortalecimiento de las bandas de narcotráfico, una sensación de inseguridad en muchas ciudades y un rechazo social inequívoco a la corrupción”, señaló en un momento de su intervención el jefe de Estado, en lo que es una clara alusión, sin nombrarlo, a su antecesor, Juan Manuel Santos.
En este sentido, resaltó que esa realidad está siendo enfrentada con éxito y que los índices de seguridad en todo el territorio nacional indican que los esfuerzos empiezan a dar frutos.

Asimismo, hizo referencia a la lucha contra el narcotráfico, entregando un balance positivo en cuanto a la erradicación de coca y anunciando que dentro de las estrategias sigue contemplada la fumigación aérea con glifosato: “Acatamos la decisión de la honorable Corte Constitucional de aclarar las condiciones para la aspersión aérea de esos cultivos.

Agradecemos la posibilidad de contar con una potente herramienta en este esfuerzo contra el narcotráfico y cumpliremos con los requisitos ambientales y sociales necesarios. Mantendremos la combinación de las distintas herramientas que hoy empleamos en la lucha antidrogas”.

Por otra parte, enfatizó que desde su gobierno impulsará la propuesta de cadena perpetua para los agresores y abusadores de los niños, un debate que, enfatizó, debe darse “en el marco de la democracia y donde el Congreso será protagonista”. También anunció la radicación de un nuevo proyecto anticorrupción concertado con la Fiscalía General de la Nación y las distintas fuerzas políticas. “Somos conscientes de que el combate contra los corruptos es una tarea de todos los días, donde no nos podemos dar el lujo de detenernos. Los colombianos así lo esperan y lo están demandando”. Y resaltó el Plan de Acción Oportuna que se viene implementando para la protección de los líderes sociales. “Hemos reducido el 35% de las muertes de líderes en lo corrido del gobierno en comparación con el periodo anterior”.

El jefe de Estado habló ante el Congreso del significado del Bicentenario, haciendo un llamado a los ciudadanos a la “reflexión colectiva para construir juntos la nueva historia de Colombia”; de los logros en materia de educación, salud, vivienda, empoderamiento de la mujer, seguridad urbana, modernización de las TIC, infraestructura, emprendimiento y su economía naranja, defensa del medio ambiente, energía, fortalecimiento del sistema de regalías, ciencia, cultura y deporte, entre otros. Le hizo un reconocimiento a las Fuerzas Armadas y, por supuesto, se refirió a la implementación del Acuerdo de Paz y reiteró su postura de no diálogo con la guerrilla del Eln.

“En estos 11 meses hemos ratificado el compromiso que tenemos con la construcción de una Colombia en paz con legalidad. Es momento de superar esa falsa separación entre amigos y enemigos de la paz, utilizado con fines electoreros. Reiteramos nuestra convicción en la reincorporación de los excombatientes y nuestra voluntad para apoyar y respaldar a quienes genuinamente renuncien a la violencia y opten por el camino de la Legalidad”, manifestó. El jefe de Estado anunció, en tal sentido, que radicará el proyecto “Ley de Honores” para rendir homenaje a los uniformados fallecidos en enero de este año, el cual será tramitado con mensaje de urgencia. Según dijo, el objetivo es reconocer su sacrificio “y extenderles a las familias el beneficio de una pensión póstuma”, señaló el primer mandatario en su discurso.

Y sobre lo del Eln agregó: “Mantuvimos nuestras condiciones para un proceso creíble: el cese de todas las actividades criminales y la libertad de todos los secuestrados en su poder. Aceptar cualquier aproximación a la paz con quienes mantienen los actos delincuenciales no es otra cosa que legitimar la violencia. No sólo siguió el Eln con su accionar criminal, sino que el 17 de enero de este año le respondió al país con un cobarde atentado terrorista contra 22 jóvenes cadetes de la Escuela de Policía General Santander en Bogotá. Toda Colombia se unió para repudiar ese acto de barbarie (…) El Eln no puede seguir siendo un obstáculo para una Colombia en paz con legalidad”.

Al final, de cara a lo que será su segundo año de mandato, el presidente Duque le propuso a senadores y representantes a la Cámara una alianza para trabajar unidos por el bien de Colombia: “Invito hoy al Congreso a que en esta segunda legislatura avancemos en la generación de un marco de protección a la vejez colombiana, que impongamos la cadena perpetua a violadores y abusadores de niños, que avancemos en los proyectos anticorrupción, que debatamos el futuro del mercado de capitales y del crecimiento limpio, que aprobemos importantes acuerdos de doble tributación y que discutamos asuntos de prioridad nacional como la consulta previa, una justicia cercana al ciudadano y la lucha contra la extracción ilícita de minerales. También discutiremos en este recinto la reforma a las corporaciones autónomas regionales, el futuro de las regalías y el fortalecimiento de la extradición”.

“Apreciados congresistas, en lo que queda de este año y durante todo el Gobierno, seguiré recorriendo el país junto con todo el equipo de gobierno y con ustedes entregando y poniendo en operación distintas obras de infraestructura como colegios, centros de acopio, viviendas de interés social, centros del SENA, soluciones de energía solar, puentes, bibliotecas, vías, alcantarillados, instalaciones deportivas y plazas, construyendo país. En este año hemos avanzando en legalidad, emprendimiento y equidad, pero somos conscientes que aún hay mucho por hacer y que tenemos que hacer mucho más. No somos triunfalistas ni complacientes”, concluyó.

Comentarios