Soledad opina/Basura en espacio público

292

Algunos lo hacen con carretillas de madera llenas de botellas, palos de madera y escombros, otros lo hacen desde sus hogares por medio de bolsas plásticas llenas de todos los desechos de semanas, para encargarlos a dichos carretilleros o carromuleros que buscan espacios abiertos para depositar los desechos.

También, negocios de comidas rápidas o prestadoras de servicios con uso de plásticos desechables, al no tomar responsabilidad de lo que generan sus clientes aportan al problema. Pero lo más frecuente, es ver como desde las ventanas de los vehículos, (carros, taxis, buses, motos) las personas arrojan botellas de plásticos, bolsitas de comida o lo que tengan a la mano para arrojar lo que ya no les sirve.
Lo cierto es que Soledad es un municipio con una gran problemática de basuras en espacios públicos, y por más que se quiera inculpar a las empresas contratadas para mantener limpia la ciudad, es el mismo ciudadano el que incurre en esa acción.

Estas actitudes, a diario generan toneladas de basura a lo largo del municipio. Entonces ¿qué dicen los soledeños respecto a esto?

“Las personas echa basuras, la Triple A viene a limpiar, pero muy superficialmente, no quitan las ramas, al menos, hacen mantenimiento, porque de no hacerlo sería un riesgo grande y el problema de las basuras es complejo porque la Alcaldía debe meterse más”, comenta anónimamente un ciudadano, testigo de la penosa situación.

Datos curiosos

La mayorías de las cosas que usamos tienen un plazo de duración limitada, lo que la mayoría de nosotros ignoramos por conveniencia es la vida que les queda después:

Una bolsa de plástico tarda en descomponerse entre 100 a 150 años, las botellas de plástico de 400 a 1.000 años, las botellas de vidrio podrían tomar miles de miles de años, productos hechos de lana de 1 a 5 años, productos de algodón de 1 a 5 meses, desperdicios de comida: 1 a 3 días, una cáscara de naranja, toma 6 meses en descomponerse, la madera: 2 a 3 años y la madera pintada de 12 a 15 años, los envases de aerosol toman 30 años  y el hierro, depende del tipo de hierro, de 1 año a varios millones de años. Los zapatos de cuero duran 25 a 40 años, las latas de aluminio de 200 a 500 años, los pañales desechables, dependiendo del material de 5 a 100 años y las pilas o baterías, tanto en el suelo como en el agua contaminan para siempre. El mercurio es altamente cancerígeno, y no desaparece nunca.

En un reciente informe de la ONU, de siete años de duración por 250 científicos de 70 países prevén una catástrofe ambiental que involucraría sobrepoblación, enfermedades prematuras y falta de recursos naturales al menos en una quinta parte del planeta.

Solo queda invitar a la población a cuidar el espacio a su alrededor, para que de esa manera pueda existir una Soledad más limpia y segura.

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios