El arquitecto César Pelli murió este viernes a los 92 años en Connecticut, Estados Unidos, donde residía y donde funcionaba la sede central del estudio Pelli Clarke Pelli. Entre las obras más famosas de quien fuera egresado de la Facultad de Arquitectura, de la Universidad Nacional de Tucumán, se encuentran las Torres Gemelas Petronas, en Kuala Lumpur, que desde 1998 y hasta mediados de 2003 fueron las más altas del mundo

Salió alguna vez, allá por mediados de los 50, de su Tucumán natal. Estudió e hizo base en Estados Unidos, pero nunca dejó de volver. Sus obras se expandieron por el mundo y, antes de su excepcional legado, ya estaba considerado uno de los arquitectos más notables. Obras como las Torres Petronas, en Malasia, la Torre Iberdrola en Bilbao o el World Financial Center, en Nueva York, apuntalaron también su fama. Pero la “impronta” Pelli también quedó en nuestro país.

Nacido el 12 de octubre de 1926 en San Miguel de Tucumán, hijo de una maestra, César Pelli recibió de chico los estímulos para la mejor educación. La carrera de Arquitectura recién se instalaba en la Universidad Nacional de esa provincia, pero no dudó en emprenderla, para graduarse a los 23 años. Entrevistado en 2017 por TN Pelli recordó que “cuando concluía el primer año de la carrera, llegaron dos profesores de Buenos Aires que me hicieron diseñar una parada de colectivos en lugar de una tumba y me empecé a entusiasmar. Descubrí que podía combinar el arte con el sentido social”.

#DIARIOLALIBETAD

Comentarios