*Piden que estos casos regresen a la Fiscalía General.

El teniente coronel (r) Álvaro Diego Tamayo Hoyos reconoció ante la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) su participación por omisión dentro del expediente que se adelanta por las ejecuciones extrajudiciales que se registraron en el año 2004.
Sin embargo, este reconocimiento no ha sido satisfactorio para las víctimas puesto que consideran que el oficial tuvo una participación directa en el reclutamiento y asesinato de siete jóvenes del municipio de Soacha (Cundinamarca) que fueron presentados como guerrilleros abatidos en combate.
La abogada Pilar Castillo, quien representa a victimas de los “falsos positivos” cuestionó la actitud del excomandante Batallón de Infantería No. 15 General Santander puesto que no ha contado la verdad de manera clara y exacta sobre los hechos materia de investigación.
“Las víctimas sienten que lo que él ha develado hasta el momento no se compadece con nada frente frente a la verdad procesal que la jurisdicción ordinaria se ha logrado demostrar”, precisó la jurista.
Considera que las víctimas “se sienten totalmente defraudadas” puesto que el coronel no está aportando la verdad. “Reconoce una participación por omisión, esto dista mucho de la verdad que se ha logrado demostrar en la jurisdicción ordinaria”.
“Esperábamos que hoy llegara a aportar lo que se ha logrado demostrar, sin embargo, lo develado no esclarece los hechos, no les da la posibilidad a los familiares de saber el cómo, cuándo y principalmente el por qué del asesinato de sus familiares”, manifestó la abogada.
Debido a esto le piden al coronel que entregue una verdad clara, exhaustiva y precisa. De no cumplir con estos requisitos, las madres de los “falsos positivos de Soacha” solicitarán que el caso pase nuevamente a la jurisdicción ordinaria para su investigación y juzgamiento.

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios