Los peritos contables detectaron que Francisco Duque Zuluaga, reconocido por ser unos de los mayores importadores de mercancía de China, figuraba como propietario de un importante número de inmuebles, establecimientos comerciales y sociedades, además registraba varias inversiones de las que no había soportes ni claridad en los informes financieros.
Las supuestas inconsistencias y dudas sobre el origen de los activos tendrían explicación en los presuntos nexos con una red señalada de lavar dineros ilícitos.
Las verificaciones evidenciaron que Duque Zuluaga era llamado con el alias de Guacharaco y mediante diferentes operaciones comerciales habría ocultado recursos de Helmann Yesid Novoa, un señalado narcotraficante de cocaína y heroína capturado en 2012; de José Delio Pineda Gómez, alias Carra, también detenido por sus vínculos con el Clan del Golfo; y del sistemático ingreso de productos de contrabando.
El denominado ‘Zar de la Mercancía China’ habría dado apariencia de legalidad al continuo flujo de dinero ilegal a través de la compra y venta de bienes; préstamos con hipotecas, la constitución de establecimiento comerciales y el englobe de bienes, especialmente en el sector de San Andresito en Bogotá; la creación de marcas de galletas, dulces y elementos cosméticos; y la titulación de fincas, apartamentos y lotes a terceros, como una estilista en Santander y algunos conocidos en su pueblo natal, Santuario.

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios