Escuchemos la palabra del Señor dominical/“Anda haz tu lo mismo”

0
449

Paz y Bien en el Señor
Hola mis queridos lectores, en este domingo XV (15) del tiempo ordinario, color litúrgico verde, Jesús nos cuenta la parábola del buen samaritano, lo acompañan sus discípulos y van de camino de Cafarnaúm a Jerusalén. Esta narración la encontramos con una intencionalidad muy clara y pedagógica: enseñarnos a identificar a nuestro prójimo y como compartir con él, especialmente cuando un vecino, una persona de tu familia se encuentra en situación de necesidad.
Jesús nos muestra la misericordia que Dios tiene con nosotros, y a la vez nos permite encontrarnos con la realidad de nuestro entorno, esta parábola nos saca del egoísmo tan arraigado en nuestros barrios e incluso la propia familia, es doloroso ver como hermanos, compañeros, esposos no se interesan por sus necesidades, dolores y tristezas, es urgente un llamado a la solidaridad a la compasión a colocarse como se dice en un ambiente coloquial en los zapatos del otro, sentir de corazón las dolencias , las tristezas y las aspiraciones de los otros.
No podemos responder, “¿yo acaso soy guarda de mi hermano?, por el contrario hoy el Señor nos pregunta diariamente como está tu familia, tu vecino, aquel que lo ves pasar todos los días por tu casa. En vivencia del Evangelio somos responsables de todos ya que la fraternidad comienza por casa, enseñándoles desde los más pequeños a ser solidarios.
No podemos ver el dolor y la necesidad del otro, como cuando vamos a un zoológico o vemos a una pecera, que nada me toca, nada me molesta, todo me resbala , porque voy a amargarme con los problemas del otro. Se te olvida que tarde que temprano tu también necesitarás de alguien que te de un abrazo, que te escuche, que te ayude o te levante en Nombre de Jesús para salir adelante. Como siempre para terminar esta reflexión, te invito a mirar las necesidades y dolores de tu familia, que puedes hacer para ayudar a que esa situación mejore, que puedes aportar con tu forma de ser, sentir y desde tu corazón ayudar a mejorar la situación.
Quiero invitarlos a encontrarnos en la celebración especial de nuestra Eucaristía de encuentro de todos los lectores de esta columna en el mes de septiembre, será un maravilloso momento de orar por todas nuestras necesidades y reconocernos como hermanos en Cristo.
Estaré en Barranquilla y ya en coordinación con mi Obispo les avisaré hora, lugar y fecha, celebraremos la amistad en Cristo el Señor, preparen el corazón.

Bendiciones en Jesús y María

Padre Pepe Pimienta B.

Síguenos en redes sociales, envíanos tus opiniones- Escríbenos
You Tube: Minuto de Bendición
Facebook: Minuto de Bendición
Mail: [email protected]

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios