Al oído del Gobernador y el secretario de Educación/Estudiantes de Tubará reciben clases en galpones

1224

*La Gobernación del Atlántico se ha demorado en la entrega de este colegio para los niños de la Técnica, desde noviembre del 2018 tuvo que haber sido inaugurado este colegio pero, se le dio más prioridad a una plaza.

Por la demora de un Megacolegio 10, liderado por la Gobernación del Atlántico, en donde se invertirán cerca de $270.000 millones, los niños de la Institución Educativa Técnica Agropecuaria en Tubará, se encuentran escuchando clases en galpones de madera expuestos al excremento de las palomas que se albergan en el techo de esta división.

“A través de un acuerdo, la Gobernación pautó la fecha de entrega de este colegio, que sería el 30 de noviembre del 2018, pero ha pasado tanto tiempo que aun se encuentran construyendo las áreas peatonales”, dijo el vocero de padres líderes de Tubará, Nelson De la Cruz, quien agrego: “si no entregaban la Institución en este mes, no vamos a dejar que nuestros niños regresen al colegio”, sostuvo.

Según el directivo de la Asociación de Educadores en el Atlántico, Luis Grimaldo, el mencionado colegio donde se preparan 2.000 niños y jóvenes, ya cumple dos años de haber sido derrumbado para su reconstrucción. Sin embargo, las obras no avanzan, pese a que ya debió haber sido entregado.”Hoy los profesores y niños están en galpones de madera que no brindan las condiciones pedagógicas. Ya se acabaron los dineros de jornada única y los contratistas pararon las obras”, expresó el académico.

De igual manera, el dirigente sindical advirtió que las aulas proyectadas por el Gobierno Nacional tendrían un costo de $70 millones a $80 millones. “Sin embargo cada salón está saliendo a $500 millones”, señaló.

De igual manera, el dirigente sindical advirtió que las aulas proyectadas por el Gobierno Nacional tendrían un costo de $70 millones a $80 millones. “Sin embargo cada salón está saliendo a $500 millones”, señaló.

En condiciones similares se encuentra el principal colegio del municipio de Polonuevo en donde, según Grimaldo, no han adecuado un sitio óptimo para el normal desarrollo de las clases.

Lo más curioso del caso y se preguntan los padres de los estudiantes, ¿cómo le dieron más agilización a una megaplaza?, si a una plaza, este escenario turístico fue entregado el 9 de marzo del presente año, bajo una inversión de $8.978 millones, de 6.000 m2 rodeada de modernos juegos infantiles, gimnasio biosaludable, cancha acústica; además es apreciable un mural inspirado en la cultura Mokaná, etnia ancestral del pueblo tubareño. Los padres muy inconformes no entienden la causa y la demora de esta obra y denuncian la situación por la que se encuentran pasando sus hijos.“El Gobernador del Atlántico, nos ha dicho que le demos 100 días más pero ya es mucha la espera”, manifestaron algunos padres de la Asociación líderes de Tubará.

Desde entonces los niños se encuentran a la espera de estudiar en aulas dignas y que la Gobernación tenga más palabra al momento de realizar acuerdo de entrega para la comunidad.

¿Cuál es la demora de la Administración departamental, por qué le dio más prioridad a una plaza?

Si están en la obligación de primero realizar y priorizar un espacio para la educación donde las condiciones sean las mejores.

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios