‘Sin papeles para trabajar me toca prostituirme y aguantar las peores humillaciones’: Venezolana

0
2592

La llegada de Kathe* a Colombia hace seis meses no fue nada fácil, como la de la mayoría de sus compatriotas que se vieron obligados a salir de su amada Venezuela por la situación que hoy en día todos ya conocemos.
Con la voz entrecortada, y las lágrimas a punto de caer por sus mejillas, nos cuenta que el padre de su hijo de un año fue asesinado en diciembre pasado, por lo que decide viajar desde el estado Trujillo, en el vecino país de Venezuela, hasta el municipio de San Juan del Cesar, sur de La Guajira.
“Llegué en enero a San Juan, en La Guajira, por medio de unas amistades de allá de Venezuela que se radicaron en este pueblo. Sabía que debía convertirme en una trabajadora sexual sin que mis padres lo supieran, porque por estar sin papeles era imposible conseguir un empleo normal y en el que pagaran bien”, expresó. 
En este lugar se tuvo que enfrentar a muchas cosas, incluso a un hombre que intentó abusar sexualmente de ella, mientras caminaba por calles cercanas a la ‘casa de citas’ donde trabajaba.
 A raíz de ese incidente y de los tratos inhumanos que recibía, una amiga de infancia y coterránea que se encontraba radicada en la capital del Cesar la contactó; también se dedicaba a prestar servicios sexuales y le estaba ofreciendo empezar a laborar en el mismo lugar donde ella lo hacía.
“Esto ha sido muy fuerte y no es fácil o por gusto como todo el mundo cree, me ha tocado aguantar las peores humillaciones de mi vida, agresiones físicas y verbales, los hombres lo maltratan mucho a uno, no es fácil; sin pensarlo dos veces, luego de lo que me pasó en San Juan, me vine a Valledupar, incluso mi actual jefe hasta me pagó los pasajes porque no tenía cómo venirme”, manifestó esta joven de 18 años.
*Kathe, nombre cambiado

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios