Atacado sin piedad. Así fue como Jossimar Corzo de 23 años, vigilante de la empresa Delthac recuerda lo que le hicieron varios estudiantes de la facultad de Bellas Artes de la Universidad del Atlántico en la sede centro de la carrera 43.
Los estudiantes de la facultad de Bellas Artes adelantaban una toma de varios días a esa sede centro donde venían recibiendo sus clases.
La noche del viernes, el vigilante Corzo pasaba revista por las distintas dependencias de la sede centro de la institución, cuando llegó a la baños se encontró hechos irregulares lo cual hizo que les llamara la atención a los estudiantes de la facultad.
Esto no fue del agrado de los jóvenes que lo agredieron de manera salvaje hasta causarle contusiones y excoriaciones en distintas partes del cuerpo, así como en la cara.
Frente a estos hechos, la dirección de la empresa de vigilancia procedió a denunciar por lesiones personales contra personas indeterminadas lo ocurrido ante la Fiscalía para que procediera a investigar el caso.
Jossimar Corzo fue llevado hasta una clínica donde le dieron cinco días de incapacidad debido a la lesiones que registraba en todo el cuerpo, pero principalmente en su ojo izquierdo.

Comenta aquí: