Una mujer falleció mientras era trasladada en una ambulancia de Aguachica a Valledupar. En el camino al vehículo le fue impedido el paso por el peaje Rincón Hondo por, al parecer, no tener los cerca de 9.000 pesos que costaba el tiquete para seguir su recorrido.
La paciente había sufrido un infarto, y a pesar de las súplicas de su hijo, los funcionarios del lugar no dejaron pasar la ambulancia. Cuentan personas en el lugar que al joven le tocó sentarse en la vía a pedir limosnas.
Finalmente, luego de 35 minutos, lograron pagar el peaje, pero ya era demasiado tarde, pues la mujer, identificada coom Cenelis Manosalva, llegó sin signos vitales a Valledupar.
“Empezamos a tener problemas con los peajes, con el que más inconvenientes tuvimos fue con el de Rincón Hondo, donde nos prohibieron el paso por presentar problema con el chip de rastreo de la ambulancia”, dio el médico Eder Ramos.
Entre tanto, Henry Botello, conductor de la ambulancia, indicó: “Después de 35 minutos seguimos el recorrido hacia Valledupar, pero se perdió una vida”. Agregó además que la tarjeta de autorización no pudo ser leída por el sistema, por lo que debieron recurrir al efectivo para pagar.
Los organismos de investigación ya iniciaron las labores para establecer las causas del hecho.

Comenta aquí: