La gingivitis es un padecimiento de las encías que es muy conocido, pero no se le toma con la seriedad necesaria. Y es que algunos expertos aseguran que podría provocar la muerte.
La bacteria que da la gingivitis viaja por el torrente sanguíneo y llega a pericardio provocando una cardiopatía isquémica, la cual es provocada por arterioesclerosis, un proceso inflamatorio del pericardio que podría presentar un paro cardiaco o infarto.
Entre más tarde se trate es más probable que se presente el problema cardiaco. Por eso, es importante que si se detectan signos de gingivitis como dolor, inflamación o sangrado de encías consultes a tu odontólogo.
Esta infección es a causa de bacterias que se producen regularmente por una higiene bucal deficiente. Por ello, para prevenirla es importante cepillar correctamente los dientes y encías.
La formación de sarro o placa bacteriana provoca gingivitis, que también podrían dañar permanentemente las encías y dientes.
Si te percatas que además de la inflamación de encías y sangrado también comienzas a sentir opresión en el pecho, dolor y dificultad para respirar es importante que acudas al médico inmediatamente.
Visita a tu dentista por lo menos cada seis meses para evitar complicaciones.
#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: