Varias semanas de labores de investigación, con el apoyo de agentes encubiertos, permitieron recolectar elementos materiales probatorios que daban cuenta del modus operandi de una estructura criminal dedicada a vender drogas cerca de colegios en Cartagena.
Funcionarios de la Seccional de Investigación Criminal e Interpol, en conjunto con la Fiscalía Seccional de Bolívar, desplegaron once allanamientos simultáneos en los barrios Las Lomas, Calle del Crac, Paraguay, La Boquilla y San Fernando, donde funcionaban varios expendios de estupefacientes.
En el operativo se capturaron ocho personas por orden judicial y dos más en flagrancia, incautando más de 1.000 dosis de estupefacientes, 10 millones 332 mil pesos en efectivo y dos celulares.
Los capturados y los elementos incautados fueron puestos a disposición de la Fiscalía General de la Nación, por los delitos de porte, tráfico y fabricación de estupefacientes y concierto para delinquir, y están a la espera de definir su situación judicial, ante un Juez de Control de Garantías.
La banda empleaba algunas viviendas como puntos de acopio y expendios de estupefacientes, funcionando 24 horas del día. Inclusive vinculando a niños, niñas y adolescentes, como pequeños jíbaros, para no alertar a la comunidad educativa.
El suministro de estupefacientes por encargo a los estudiantes de universidades e instituciones educativas, era uno de los modus operandi de esta estructura criminal, para lograr la vinculación y dependencia de los menores, y lograr convertirlos en sus jíbaros.

Comenta aquí: