Expedir una norma en la que al productor le otorguen el 50 % del precio al consumidor final y a la industria el 50% restante, sería la solución para que la ganadería especializada en lechería, sobreviva.
Así se pronunció el ganadero del departamento de Santander y de gran tradición en el sector, Alejandro Galvis Ramírez, quien fue designado como miembro de la junta directiva del Fondo Nacional del Ganado en representación de los productores de leche de todo el territorio colombiano.
Afirmó que hace 40 años le daban al productor el 70 % del precio al consumidor final, y el 30 restante, era para la industria.
“Ahora al ganadero le dan menos del 30 % y la industria se lleva el porcentaje grueso de la utilidad”, resaltó.
La industria realiza el proceso de pasteurización en una hora y media. Con tres máquinas, le suben la temperatura a la leche, luego se la bajan, la empacan y la distribuyen. En ese proceso están ganando mucho dinero e incluso compran otras empresas del sector en las diferentes regiones.
“Cada vez la industria se concentra más y obtienen jugosas utilidades a costa de las pérdidas de todos los productores, que son los que ponen la tierra, los animales y todos los recursos necesarios para la producción de leche”, resaltó el nuevo miembro de la junta del FNG.
Enfatizó que, la industria gana mucho dinero, y mientras tanto, los productores cada vez pierden más.
Sostuvo que, los productores no le están viendo futuro al ganado de leche. “Muchos hatos han desaparecido o en su defecto los venden y compran ganado para producir carne”, recalcó.
“Ganaderías grandes del país han disminuido notablemente su producción, conozco varias y en ellas incluyo la mía, en la que alcancé a producir 9.500 litros diarios, y actualmente, apenas llego a los 6.500”, puntualizó.
Los altos costos
Galvis Ramírez atribuye esa situación del sector a diversos factores. Mientras “Todos los años se incrementan los precios de los insumos igualmente sucede con el valor de la energía”, subrayó.
Este año mientras los insumos subieron entre el 7 y el 10 %, el concentrado lo hizo en 9 % y el gobierno emitió la norma que ordenó incrementar en 3 por ciento el precio pagado al productor, algo muy inferior a la realidad.
“La única solución es que el gobierno establezca el esquema de 50% para el productor y 50% para la industria, y que la haga cumplir”.
#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: