Calvario de anciano de 86 años no termina, lo trasladan de La Merced y ahora Coomeva no responde

472
Benigno Martínez, hijo

*El  adulto mayor padece varias enfermedades, además de ser uno de los últimos pacientes sacados de la Clínica La Merced, debido a la complicación que se le presentó a los socorristas para poder moverlo, por el fuerte dolor que presentaba en la cadera.

Por: María Alejandra Barrios

Angustiada se encuentra la familia de Jesús Martínez Ariza, de 86 años, por cuanto fue uno de los pacientes afectados por el incendio en la Clínica La Merced el pasado lunes, de donde fue trasladado a la Clínica Iberoamericana con una fractura de cadera, neumonía y cáncer de próstata, en la que no se le ha prestado ningún tratamiento o servicio debido a la incompatibilidad con el convenio de salud, entre Coomeva y la clínica a la que fue remitido.
Toda esta situación ha venido poniendo en riesgo la vida del adulto mayor, al no poder recibir el tratamiento adecuado para la mejora de su salud, según lo denuncia su familia.
La fractura de cadera fue el motivo principal por el cual fue ingresado a la Clínica La Merced y ya han pasado 4 días desde su traslado y aún no han querido atenderlo por este malestar, puesto que en la Clínica Iberoamericana solamente le tratan la neumonía.
Benigno Martínez, hijo de Jesús, se encuentra indignado y espera que la EPS Coomeva tome medidas a esta problemática para que se hagan responsables, “puesto que si no podían sostener este caso en la Clínica Iberoamericana lo más correcto es que lo hubieran trasladado a un centro médico donde sí le brindaran la atención y las garantías del procedimiento que anteriormente se le daba en La Merced. En Coomeva me dicen que no lo pueden atender acá en la Iberoamericana, y que lo van a remitir a otra clínica, pero que esperemos porque ahora mismo no hay habitaciones en los otros centros asistenciales, y yo quiero que definan rápido cuando me lo atienden, prácticamente dejaron a mi papá tirado”, expresó.

El paciente ha presentado solo mejoría en la neumonía porque es lo único que le están tratando, pero en la fractura de la cadera no, ya que cada vez que lo mueven le duele más y en el caso del cáncer de próstata, cada día se va agrandando el problema, debido a que en la clínica no le suministran los medicamentos que ya tenía anteriormente, lo que le ha provocado una coloración morada y aumento en sus testículos.

Toda la familia se encuentra preocupada y angustiada por la salud de su ser querido, además que están a la expectativa sobre lo que define Coomeva sobre esta situación, “todos los días es una incertidumbre para nosotros, con respecto a cuando lo van a operar o atender, seguimos a la espera de una pronta respuesta porque mi papá requiere de una solución inmediata por el grave estado de salud que presenta”, señaló su hijo Benigno.

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios