Comercio en Palomino continúa paralizado por amenazas

0
327

Pese a las labores de vigilancia, inteligencia y control de la Policía y el Ejército Nacional, la comunidad de la zona rural de Dibulla y corregimientos del Magdalena, permanecen temerosos por el mensaje intimidante.
La situación ha afectado tanto al comercio como al diario vivir del sector, ya que instituciones educativas y diversas oficinas de atención han permanecido cerradas desde que se tuvo conocimiento del panfleto, que lanzó una organización al margen de la ley.
La Administración Local sostuvo que hasta el momento, solo el 30 por ciento de la población ha desarrollado sus labores como de costumbre, mientras que el resto aún permanecen en sus casas.
“Parece un pueblo fantasma, las tiendas, restaurantes, bares, colegios, oficinas, todo está cerrado, los pocos que abrieron solo fue por unas cuantas horas” manifestó Ester Flores, habitante de Palomino.
Cabe indicar, que las autoridades han permanecido en la zona, donde hace presencia una comisión del Gaula Guajira, además uniformados de la Policía han realizado frecuentes requisas y solicitud de documentos a los transeúntes.

#DIARIOLALIBERTAD

Comentarios