Alertan descomposición social en municipios del Atlántico afectados por plaga del 'dragón amarillo'

El presidente de la Asociación de Cítricos del Atlántico, Ramiro Manjarrés, hizo un nuevo llamado a las autoridades departamentales para que se le preste la atención necesaria a las familias de citricultores afectadas por la plaga del ‘Dragón Amarillo’.
En diálogo con el periodista Jorge Cura en el noticiero Atlántico en Noticias de Emisora Atlántico, el funcionario dijo que a raíz de las pérdidas millonarias de las cosechas, se están generando otros factores de descomposición social.
Aseguró Manjarres que a causa del fenómeno, muchas madres de familia han tenido que abandonar sus hogares para irse a trabajar a Barranquilla, lo que ha generado un incremento desmedido en los embarazos no deseados y consumo de drogas entre los jóvenes de los diferentes municipios.
«Para las 8 de la mañana una familia ya había sacado dos bultos de limón que los vendían a unos $60 mil. Hoy en día las esposas de esos citricultores tienen que venir a trabajar a Barranquilla para ganarse $600 mil mensuales equivalentes más o menos a 10 bultos dejando a sus hijos en el pueblo», indicó.
Esto, según Manjarrés, ha generado un problema de descomposición en la familia representado en el aumento de la delincuencia, la deserción escolar, pues son unos 36 millones los que dejan de obtener los citricultores por no tener los productos en totales condiciones.
Hoy, los habitantes municipios como Palmar de Varela están tratando de vivir con la plaga, toda vez que han tenido que triplicar los costos para que las cosechas den la producción esperada. «Tuvimos una reunión con el director del ICA y nos dijo que hay unos recursos para estos procesos. Necesitamos una caracterización para que podamos llegar a la solución», puntualizó el funcionario.
#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: