El bicentenario desde la Misión de Sabios

0
320

Adoptando el ideal de Identidad, para nuestro entorno, la Identidad Cultural Caribe (ICC), la Misión de Sabios de Educación declara esta identidad como el objeto primario y legítimo en este año de celebraciones del Bicentenario de la Independencia; lo que nos lleva a emprender la construcción de un Sistema Educativo Regional Caribe. Esta emergencia pretende vindicar nuestra propuesta, que es pensada a partir de los saberes ancestrales que confluyen en esa ICC. Ciertamente que esta elaboración colectiva, como nuestro regalo para este gran bicentenario, corresponde a esa frase de Bolívar a Santander en 1817: “Esta patria es Caribe, no boba”, entonces será el objeto de esta recepción y aceptación para pensar lo propio en relación con los otros a través de la educación (Mora, R. et al. Formación y problemáticas sociales. Hacia la construcción de propuestas curriculares. Ediciones Universidad Simón Bolívar, Barranquilla, 2017).

En esta construcción social de conocimientos y sentimientos desde la ICC, los problemas epistemológicos, metodológicos y disciplinares relativos al educar y al formar en su relación con la pertinencia del contexto siempre será en buena medida problemas abiertos a las comunidades académicas e investigadores del campo intelectual de la educación. En este proceso de pensar la educación y la formación en la Proyección Bicentenaria Caribe, debemos decir, que es el pendiente en estos 200 años: no tenemos una explicación sistemática y teóricamente adecuada de la relación de la teoría con la práctica en nuestro contexto, capaz de hacer frente a las turbulentas necesidades presentes y futuras de nuestro Caribe en relación con el resto de las regiones colombianas, con la gran Cuenca del Caribe y con Latinoamérica (Mora, R. Recreando la construcción de un Currículo Caribe. Ediciones Universidad Simón Bolívar, Barranquilla, 2010). Este es nuestro marcado interés en la Misión.

Cubrir esta necesidad, es la pretensión mayúscula de nuestra Misión Caribe de la Educación. Esta misionalidad está concebida con intención de pertinencia y contextualización (Mora, R. et al. Currículo y Pedagogía. Abordajes teóricos y conceptuales para la investigación educativa. Ediciones Universidad Simón Bolívar. Barranquilla, 2017). Es fruto de prolongadas reflexiones sobre la naturaleza de esta pertinencia que hemos realizado en nuestro encuentro como docentes de todos los niveles educativos, en nuestra interacción con estudiantes de maestría y doctorado en educación y en nuestro querer por desarrollar y fortalecer, por ejemplo “La ruta caribeña del currículo” en la región desde nuestros grupos de investigación, para la construcción de teorías socio-culturales para el educar y el formar.

Para la Proyección Bicentenaria de la Educación y la Formación en el Caribe, la construcción del sistema educativo regional viene a formar un continuo con otros saberes, a fin de empoderar a la educación como la más plausible acción humana para una vida buena y justa. Como tal, esta proyección se viene a referir a la praxis, por ejemplo, curricular, como esa intención para responder al anterior requerimiento, como esa conducta virtuosos de los “artesanos y tejedores” curriculares entre los actores responsables de la educación. La intención práctica de esta proyección consistirá en el cultivo de todo lo que demanda la Identidad Cultural Caribe, por ejemplo, el carácter virtuoso de las futuras generaciones para consolidar un orden político ético y moral; como también la naturaleza del objeto de esta ICC en su articulación con nuestra Misión para que la educación sea la determinante en las condiciones cambiantes y contingentes actuales y futuras para los habitantes de la región (Mora 2012, como se cita en “Ruta Caribeña”: 2018, 241. Fernández, A. Configuración del campo del currículo en Colombia. Un viaje por la producción escrita de sus autores más representativos. Samava Ediciones E.U. Popayán, 2018).

Por ello, esta Misión al tener en cuenta lo contingente y mudable del pasado-presente y futura de esta Proyección Bicentenaria de la Educación y la Formación, habrá que hacerse acompañar del conjunto de estrategias que ella ha ideado, por ejemplo: una Política Educativa, el Sistema Educativo Caribe, el Proyecto Educativo Caribe, el Currículo Caribe, entre otras, como ese conjunto de proyectos para impactar la educación. Se trata de la comprensión pertinente y contextualizada de las situaciones cambiantes presentes y futuras con vistas a lo que habrá de hacerse para los próximos 200 años (Mora, R., et al. La Gestión Curricular como investigación para el desarrollo y fortalecimiento de los procesos de formación en organizaciones educativas. Ediciones Universidad Simón Bolívar, Barranquilla, 2017). Las relaciones de la Misión de Sabios de Educación con otros saberes y ramas del conocimiento, no debe ser distante: hay que estrecharlos en el currículo. Aquí, la teoría debe tener por objeto las cosas de la vida cotidiana para que suministre los presupuestos más generales de esos conocimientos, por ejemplo, estableciendo relaciones entre los saberes escolares y los saberes de lo cotidiano, en tanto, se trata de un diálogo entre lo que se aprende y lo que se contextualiza (Mora, R., et al. Pensar y construir un sistema educativo Caribe. En. Solano, J., et al. Nosotros los del Caribe: 2016: 263. Ediciones Universidad Simón Bolívar, Barranquilla, 2016). Por lo demás, estas dos esferas curriculares del Sistema Educativo Caribe deben converger hacia la plausibilidad en los efectos dialógicos de la sabiduría cotidiana con la escuela. Es la realizabilidad de una actividad más alta para lograr en este viaje y rutas curriculares en la región Caribe.
Con esta Proyección Bicentenaria pensada desde la Misión de Sabios de Educación, la constelación de saberes y conocimientos ancestrales y escolares, se revitalizará el Sistema Educativo Caribe, donde los saberes teóricos y prácticos vendrán a significar sistemas de saberes pertinentes, integrados y contextualizados pensando el pasado, en función del presente y de nuestro futuro, expresados curricularmente en forma de saberes básicas para la enseñanza y el aprendizaje. Este cultivo que nutre y da fuerza a nuestra Proyección Bicentenaria de la Educación y la Formación, se constituye en el mejor homenaje al Libertador Simón Bolívar y quienes lo acompañaron. Vale recordar las frases contundentes y con visión zahorí del Padre de la Patria: “Un pueblo ignorante es instrumento ciego de su propia destrucción”, “Moral y luces son los polos de la república”, “El primer deber del gobierno es darle educación al pueblo”, entre otras.

De acuerdo con lo anterior, tenemos que lo pertinente y contextualizado es lo relevante en esta Proyección Bicentenaria, y no las estandarizaciones y frías cuantificaciones de los sacerdotes oficiales que pululan en el sistema educativo colombiano. Desde nuestra Misión de Sabios de Educación buscamos predecir la educación y la formación para los próximos 200 años, es nuestra apuesta. Y con tal que los actores responsables de la educación; el Estado, la familia y la sociedad dialogando con los educadores, esta Proyección se constituirá en factor relevante con sentido humano de pertinencia y contextualización en procura de nuestra Identidad Cultural Caribe.

[email protected]

Comentarios